Inicio / Reportajes / Automóvil / Qué es la normativa de emisiones de los 95 g de CO2 y cómo afecta al coche
Qué es la normativa de emisiones de los 95 g de CO2 y cómo afecta al coche

Qué es la normativa de emisiones de los 95 g de CO2 y cómo afecta al coche

La llegada de 2020 supuso un importante cambio en la normativa europea que obliga a los fabricantes de coches a reducir las emisiones medias de CO2 de sus vehículos por debajo de los 95 g/km, con la posibilidad de importantes sanciones de no cumplirla. ¿En qué consiste esta normativa?

Con el objetivo de reducir de forma progresiva las emisiones de CO2 de los coches que se encuentran a la venta en Europa, y así cumplir con los compromisos del Acuerdo de París de 2015, la Comisión Europea ha elaborado una normativa más estricta en lo que a emisiones contaminantes se refiere, que obliga a los fabricantes a reducir por debajo de cierto umbral las emisiones medias de CO2 de los modelos que comercializan. Si no lo hacen, estarán obligados a pagar importantes multas en función de las unidades vendidas y del número de gramos en los que se supere el límite.

En esencia, esta nueva normativa pretende que la media de emisiones de los modelos vendidos por cada fabricante se sitúe por debajo de los 95 g/km de CO2. Esa media se calculará a partir de las unidades vendidas y la cifra de emisiones homologada por cada una de estas unidades.

Por ejemplo, si un fabricante vende 15.000 unidades de un modelo deportivo que homologa unas emisiones de 145 g/km de CO2, y otras 100.000 unidades de un utilitario con unas emisiones homologadas de 90 g/km, la media de ese fabricante sería de 97 g/km. Por este motivo, se vería obligado a abonar una multa de 95 euros por cada uno de los gramos que supere, multiplicada por esas 115.000 unidades de ventas anuales. Realmente, la multa es progresiva: 5 euros por el primer gramo, 15 por el segundo, 25 por el tercero y 95 por cada uno de los siguientes.

Normativa europea de emisiones

El panorama no parece sencillo para muchos fabricantes. Según la consultora JATO, y en base a las ventas de 2018 -cuando la consultora llevó a cabo su estudio-, la nueva normativa podría implicar multas cercanas a los 33.000 millones de euros en multas, a razón de unos 2.000 euros de media por cada unidad vendida.

¿Cuál es el motivo de esta problemática? Para la industria actual, 95 kg/km es una media de emisiones muy baja, equivalente a un consumo medio de unos 4,2 l/100 km en el caso de un coche de gasolina, o 3,5 l/100 km de diésel, algo todavía al alcance de muy pocos modelos.

Para reducir paulatinamente las sanciones, las marcas van a ir optando cada vez más por sistemas de propulsión híbridos, híbridos enchufables y eléctricos que, en la práctica, son las únicas capaces de homologar emisiones bajas, muy bajas o nulas, y así compensar, en la medida de lo posible, la media de emisiones del resto de modelos con motores de combustión.

Te puede interesar

aire acondicionado climatizador

Aire acondicionado y climatizador, ¿cuál es la diferencia?

Aunque su función es similar, el aire acondicionado y el climatizador no son exactamente lo …

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies