Inicio / Reportajes / Automóvil / Cómo conducir con mayor seguridad en otoño
Cómo conducir con mayor seguridad en otoño

Cómo conducir con mayor seguridad en otoño

El otoño es una de las épocas más complicadas en lo que a conducción segura se refiere. Un clima cambiante, más humedad y la presencia de hojas y elementos deslizantes en el firme hacen que sea más que necesario extremar las precauciones a la hora de conducir.

El otoño es la época de los cambios de colores. Frente a los verdes de primavera, llegan los amarillos, naranjas y marrones de los árboles y sus hojas, momento que, a su vez, implica una masiva caída de hojas al asfalto que multiplican los riesgos. Por ello, es necesario multiplicar las atenciones al coche, las revisiones y, por supuesto, poner aún más atención en la carretera.

Control de neumáticos

En esta época del año, el asfalto está mucho más frío que de costumbre, con lo que los neumáticos pierden, de por sí, adherencia. Además, suele ser frecuente que, debido a las lluvias, encontremos al circular charcos o zonas húmedas, que requieren que el neumático tenga el dibujo necesario y un buen estado para poder mantener su adherencia y capacidad de frenada.

Aunque legalmente es obligatorio mantener una profundidad de dibujo en la banda de rodadura que en ningún caso descienda de los 1,6mm, los expertos recomiendan que no baje de los 2mm, porque rodando en mojado a 90 km/h, se pierde casi por completo el contacto con el asfalto. También es vital, en este sentido, comprobar al menos una vez al mes que la presión es la indicada por el fabricante.

Cuidado con las hojas en el asfalto

La presencia de hojas en el asfalto tiene un impacto similar al que tendría una gran nevada en lo que a adherencia se refiere. Es recomendable intentar, en la medida de lo posible, evitar pasar por zonas donde las hojas tapen completamente la carretera, y si esto no es posible, no realizar frenadas bruscas que puedan hacer que perdamos completamente el control de la trayectoria del vehículo. Buscar zonas secas o en las que no haya sombras puede ser una solución para evitar estos riesgos.

Mantener la distancia de seguridad

La visibilidad decae con mucha frecuencia en otoño. Una mayor humedad, lluvia o niebla hacen que no siempre sea fácil ver con claridad al vehículo que circula delante. Por eso, si solo alcanzamos a ver, por ejemplo, a una distancia de 50 metros, es importante dejar esa misma distancia respecto al vehículo de delante, y no se deben superar los 50 km/h. De esta forma, se podrá garantizar que, en caso de frenada de emergencia, será posible detener el vehículo antes de sufrir un impacto.

Una mejor elección de las luces

En situaciones de niebla, nieve o lluvia extrema, utilizar las luces largas puede ser contraproducente por el conocido como “efecto espejo”. Las gotas o el agua en suspensión tienden a reflejar el haz de luz, pudiendo provocar deslumbramientos y pérdidas de visión respecto al vehículo que circula delante. En esos momentos, lo aconsejable es recurrir a las luces antiniebla y reducir la velocidad de circulación.

Revisar los limpiaparabrisas con frecuencia

Estos dispositivos aseguran una visión correcta en situaciones de lluvia o humedad ambiental. Por eso, asegurarnos de que están en buenas condiciones puede marcar la diferencia, pero también llevar las lunas lo más limpias posible para evitar que, al activar los limpiaparabrisas, se formen residuos de barro que lleguen, incluso, a rallar la luna.

Cuidado con el aquaplaning

En otoño, suele ser frecuente encontrar lluvias cortas pero intensas en nuestras salidas con el coche, por lo que no es descartable encontrar balsas de agua en el asfalto que puedan causar el conocido aquaplaning, que se produce cuando, por culpa del agua, el neumático deja de tener contacto con el asfalto.

Es importante que, si se produce este fenómeno, se evite al máximo utilizar el freno hasta que el neumático vuelva a tener contacto con el asfalto, y una vez se vuelva a sentir la dirección del vehículo, corregir el deslizamiento mediante movimientos suaves de volante.

Te puede interesar

Citroën Méhari

Así era el Méhari, el peculiar coche playero de Citroën

El Méhari es uno de esos vehículos que llamaron, durante décadas, la atención por su …