Inicio / Reportajes / Automóvil / Así era el Méhari, el peculiar coche playero de Citroën
Citroën Méhari

Así era el Méhari, el peculiar coche playero de Citroën

El Méhari es uno de esos vehículos que llamaron, durante décadas, la atención por su ligereza, su facilidad para llegar a los sitios más insospechados, y por un diseño muy peculiar. ¿Cómo era este simpático e histórico modelo?

El Méhari, como muchos otros modelos, nació prácticamente con una casualidad. En 1947, en Francia, se fundó la Société d’Études et d’Applications des Brevets (SEAB) por parte de Roland de la Poype, una empresa que trabajaba especialmente con plásticos y resinas.

Esta empresa utilizaba, como vehículos de transporte, una flota de furgonetas AZU y AK, ambas desarrolladas por Citroën utilizando como base el 2CV. Una de estas furgonetas sufrió un grave accidente que no acabó con daños personales, pero sí con importantísimos desperfectos en la carrocería, aunque no en la parte mecánica.

Entonces, De la Poype tomó una decisión que pasaría a la historia: no repararía esa furgoneta mediante los cauces tradicionales, sino que aprovecharía los avances de su empresa para crear un modelo completamente nuevo. Para la nueva carrocería utilizó ABS, un material termoformable que podía colorearse sin necesidad de utilizar pintura tradicional.

El resultado fue un pequeño todoterreno de plástico que utilizaba el chasis de la furgoneta AZU y que De la Poype quiso presentar a la dirección de Citroën, algo más sencillo de lo que podía parecer, ya que SEAB era uno de los proveedores de las piezas plásticas de la marca gala. Bercot, director general de Citroën, vio pronto el potencial de ese simpático modelo, y decidió ceder a SEAB la producción de las piezas, y reservar para la marca el montaje de cada unidad.

Citroën Méhari

El 11 de mayo de 1968, Citroën organizó un evento en el Club de Golf de Deauville para presentar todo un modelo adelantado a su tiempo, que muchos adoptaron como un símbolo de espíritu de libertad. Entonces se presentaron dos modalidades distintas de Méhari: de dos y cuatro plazas. La primera de ellas contaba con un régimen fiscal beneficioso, que no pasó desapercibida entre sus compradores, mientras que la de cuatro plazas llamaba la atención por estar dotada de una fila trasera plegable que, en solo 10 segundos, podía dar lugar a un pick-up que multiplicaba exponencialmente su capacidad de carga.

El éxito rotundo no tardó en llegar para este simpático modelo. Agricultores, recolectores de setas o en general, amantes del aire libre, recurrieron pronto a un Méhari que se movía sin problemas prácticamente por cualquier terreno. Pero donde más éxito tuvo fue en la costa, donde se convirtió en una referencia especialmente para los surfistas.

De este modelo se fabricaron cerca de 150.000 unidades durante 20 años, también en la planta gallega de Vigo, donde se ensamblaron más de 12.400 unidades. Entre las más extravagantes, las versiones 4X4 que utilizó el ejército francés, y que sirvieron de ambulancia rápida en el París-Dakar de 1980, donde brillaron especialmente por su habilidad para no atascarse en las dunas en ningún momento.

Te puede interesar

Cómo conducir con mayor seguridad en otoño

Cómo conducir con mayor seguridad en otoño

El otoño es una de las épocas más complicadas en lo que a conducción segura …