Inicio / Reportajes / Automóvil / Las 10 carreteras más exóticas del mundo para conducir
Las 10 carreteras más exóticas del mundo para conducir

Las 10 carreteras más exóticas del mundo para conducir

En todo el mundo existen un enorme número de carreteras que discurren por enclaves espectaculares, y que convierten el acto de conducir en un verdadero placer o en una experiencia de pura adrenalina. En este artículo se recogen las 10 carreteras más exóticas del planeta.

Conducir, siempre que no sea como hábito, por ejemplo, para ir al lugar de trabajo, es un verdadero placer. Gracias a la amplia existente en todo el mundo, hay un sinfín de carreteras que atraviesan parajes espectaculares y cuyo trazado hará las delicias de los amantes del riesgo y de la conducción.

Hacer un ranking con las mejores carreteras del mundo es una tarea hercúlea, dada la infinidad de vías y pistas que hay. Además, se trata de una observación subjetiva y dependerá de los gustos de cada uno. Pero en este artículo se ha tratado de recopilar las 10 carreteras más exóticas del planeta, bien por los parajes por los que discurren, por su historia o simple y llanamente, por lo revirado de su trazado.

1 Nor Yungas o Carretera de la Muerte (Bolivia)

 Bolivia

Esta vía conecta la capital del país, La Paz, con Coroico, en la región andina de Nor Yungas. Combina las curvas más cerradas imaginables con la circulación en doble sentido —teniendo sólo tres metros de ancho en algunos tramos—, con la presencia de un abrupto precipicio al que se rueda muy próximo… y sin ninguna protección. Su superficie, pobremente asfaltada, resulta especialmente resbaladiza; la niebla y la lluvia aparecen con frecuencia.

Aunque en Bolivia se conduce por la derecha, esta carretera exige hacerlo por la izquierda, de forma que los camiones circulen siempre por la parte más sólida, la asentada sobre rocas; de lo contrario, el terreno cedería a su peso y caerían por el acantilado. En 1995, fue nombrada carretera más peligrosa del mundo, ganándose el sobrenombre de Carretera de la Muerte.

2 Carretera del túnel de Guoliang (China)

 Guoliang

Situada en las montañas Taihanq, en el cantón de Hunan, su construcción supuso la muerte de trece lugareños que presuntamente la excavaron, en busca de una salida para su pueblo, Guoliang, siempre aislado. Fue inaugurada en 1977 y se ha convertido en un gran atractivo turístico… pero los chinos no dudan en llamarlo “el camino que no tolera los errores”, y es que su revirado trazado invita a una conducción tranquila. Tiene 1,2 kilómetros de longitud, 5 metros de altura y 4 metros de anchura.

3 Paso del Stelvio (Italia)

 Stelvio

Esta carretera de 24 kilómetros es uno de los puntos más esperados del Giro d´Italia todos los años. El conocido programa sobre el mundo del motor “Top Gear”, también ha hecho popular a este tramo de curvas, ya que ha sido durante muchos años un excelente entorno de pruebas. El Paso del Stelvio conecta la zona lombarda de la Valtellina con la localidad de Merano, mediante 48 curvas cerradas situadas a más de 2.700 metros de altitud, con grandes pendientes y puntos en los que se vuelve muy estrecha. Aunque la escasez de tráfico que tiene la convierten en un magnífico escenario para disfrutar conduciendo.

4 Irohazaka (Japón)

 Irohazaka

Esta carretera fue levantada sobre un camino por el que peregrinaban monjes budistas. En la actualidad, subir y bajar esta carretera significa negociar 48 curvas especialmente cerradas -20 horquillas en el carril de subida y 28 en el de bajada-.

El recorrido que realiza comienza en la estación de la localidad de Nikko, y termina en el Lago Chuzenji. En línea recta, suponen tres kilómetros de distancia, pero la longitud del trazado de Irohazaka es de casi 8 km. El nombre de Iroha ha sido tomado de un poema del siglo XI, en el que se utilizan los 48 caracteres del silabario japonés Hiragana… cada uno de ellos reproducido en una de las curvas de esta vía.

5 Transfagarasan (Rumanía)

 Transfagarasan

Nombrada por “Top Gear” como la mejor carretera del mundo, Transfagarasan guarda mucha historia. El dictador rumano Ceaucescu ordenó la construcción de esta carretera como paso militar. Una obra duró que duró cuatro años. Transfagarasan une las regiones de Transilvania y Valaquia a través de los picos más altos de los Cárpatos.

Según documentos oficiales, cuarenta soldados fallecieron durante la construcción de esta carretera, pero otros datos apuntan a una cifra más cercana a los 400 muertos. Durante su construcción se usaron más de 6.000 toneladas de explosivos, para poder instalar entre las montañas una gran variedad de curvas cerradas que la convierten por derecho propio en una de las mejores carreteras para disfrutar de un buen deportivo. Entre octubre y junio, suele estar cerrada porque la nieve lo hace intransitable.

6 Trollstingen (Noruega)

 Trollstigen

Trollstingen o “Escalera del Troll” debe su nombre a la gran inclinación que tiene, que llega al 9%. Fue inaugurada en 1936 y se compone de 11 curvas cerradas que recorren las montañas de la zona de Rauma –entre los pueblos de Åndalsnes y Valldal-, y su recorrido termina en un mirador desde el que contemplar la cascada Stigfossen. Solo se puede circular por ella en verano, ya que la nieve obliga a cerrar este tramo en el resto de estaciones del año.

7 Paso de los Libertadores (Chile – Argentina)

 Paso de los Libertadores

El Paso de los Libertadores, también llamado Paso de los Caracoles, por lo revirado de su trazado, es uno de los cuarenta pasos fronterizos que unen los países de Chile y Argentina. En el lado chileno se ubica esta serie de curvas cerradas que no cuentan con ningún tipo de seguridad. Su localización, en plenos Andes y muy cerca del Aconcagua, hace que esta carretera sea intransitable en invierno.

8 Col de Turini

 Coll de Turini

Los aficionados a los rallyes recordarán este tramo como parte del mítico Rally de Montecarlo. En esta competición los coches llegan a alcanzar velocidades de 180 km/h en pleno puerto de montaña. Su trazado incluye nada menos que 34 curvas cerradas. Tiene una longitud de unos 20 kilómetros, y en su punto más alto alcanza los 1.607 metros de altitud.

9 Autovía Lysebotn

 Lysebotn

El comienzo de esta carretera es realmente sobrecogedor: un túnel de 1,1 kilómetros de longitud en forma de caracol, para desembocar en un tramo de 24 curvas cerradas en apenas 4 km. A diferencia de las carreteras anteriores, el asfalto de la Autovía Lysebotn se encuentra en perfectas condiciones. El recorrido arranca en el pueblo de Lysebotn y concluye en el fiordo de Lysefjord.

10 Carretera del Hindustán – Tíbet

 Hindustan

Lord Dalhousie, Gobernador General de las Indias Orientales, ordenó la construcción de esta carretera en 1850 para unir la región del norte de la India con el territorio tibetano, como parte de la Ruta de la Seda. Actualmente, se conoce a esta carretera como la National Highway 22 y tiene 459 kilómetros de longitud, siendo los últimos 100 km los más peligrosos por su mal estado de conservación.

Te puede interesar

Las 15 ciudades de Europa con el tráfico más conflictivo

Las 15 ciudades de Europa con el tráfico más conflictivo

El tráfico es uno de los mayores problemas en las principales ciudades de Europa. Los …

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies