Publicado el: 8 febrero de 2017

Mazda lanzará un motor de gasolina sin bujías en 2018

Mazda lanzará un motor de gasolina sin bujías en 2018La marca japonesa Mazda ha anunciado, como gran apuesta tecnológica, un motor de gasolina sin bujías, que verá la luz en 2018 y al que seguramente llegue por primera vez asociado a la próxima generación del Mazda 3, aunque luego irá llegando al resto de la gama de la marca de Hiroshima. Con él, Mazda pretende reducir el consumo de combustible en un 30%, lo que derivaría también en un drástico descenso de emisiones de gases contaminantes.

La tecnología que emplea Mazda en estos nuevos propulsores, que ya se encuentran en una avanzada fase de desarrollo, se denomina HCCI Homogeneous Charge Compression Ignition-, y permite a dichos motores realizar un encendido -o ignición- a través de la presión, lo cual significa que las bujías se vuelven prescindibles. Esto implica que la relación de compresión de estas mecánicas de gasolina alcance valores cercanos a 18:1. No obstante, Mazda tiene experiencia en este campo ya que algunos de sus propulsores de gasolina que se encuentran actualmente a la venta tienen una relación de compresión muy alta.

La nueva familia de motores de Mazda será más eficiente y podría dar la razón a la compañía nipona, que siempre ha sido una firme defensora de los motores de combustión interna -de hecho, su oferta se compone de modelos gasolina y diésel, mientras que el lanzamiento de su primer híbrido enchufable no se espera hasta el año 2021-.

Esta tecnología ya tiene precedentes en la industria y otras marcas han intentado llevarla a cabo. Sin embargo, su complejidad mecánica y los costes asociados a su desarrollo e implantación han acabado ´espantando´ a más de un fabricante. Algo parecido ha ocurrido con los motores de compresión variable hasta que Infiniti presentó el propulsor VC-T en el Salón de París.