Inicio / Reportajes / Automóvil / Las vueltas a Nürburgring más rápidas de la historia
Nürburgring

Las vueltas a Nürburgring más rápidas de la historia

Si hay un circuito en el mundo al que los fabricantes de automóviles acuden para poner a punto sus vehículos más prestacionales, ese es el alemán de Nürburgring. Un circuito legendario, también conocido como el “Infierno Verde”, en el que se producen auténticas batallas para registrar los mejores tiempos de vuelta.

Ubicado en el Parque Nacional Eifel se encuentra un auténtico referente del automovilismo mundial. Un auténtico emblema para los aficionados, que a lo largo de los años se ha convertido quizás en el circuito más conocido de la historia.

El conocido como “Infierno Verde” está formado por 20,8 km y 174 curvas, que dibujan un recorrido cargado de cambios de pendiente y desniveles. El recorrido del circuito de Nürburgring es, también, uno de los más exigentes del mundo, por lo que multitud de fabricantes de automóviles recurren a él para aprovechar sus características para desarrollar algunos de los modelos más rápidos del mercado.

Por todo ello, establecer un récord de vuelta en Nürburgring supone un logro que otorga un estatus a la marca y al modelo que lo consigue. Mas allá de confirmar las buenas prestaciones de ese determinado modelo, se convierte en todo un reclamo comercial que las marcas no dudan en explotar. Por ello, hemos seleccionado algunas de las vueltas más rápidas a este circuito de leyenda.

Porsche 919 Hybrid EVO (2018)

Porsche Nürburgring

Coincidiendo con un momento histórico en la marca, como fue su 70º aniversario, y justo después de conseguir la victoria en las 24 Horas de Le Mans, Porsche creó una versión modificada del 919 Hybrid únicamente con la intención de pulverizar el crono en Nürburgring. Así, en junio de 2018 y con Timo Bernhard al volante, este modelo logró la vuelta más rápida de la historia con un tiempo de 5:19:546, lo que supone prácticamente un minuto de diferencia respecto a la marca anterior.

Porsche había trabajado a fondo en la puesta a punto del 919 Hybrid EVO elevando al máximo todas las prestaciones de su modelo. Así, se incorporó una nueva gestión electrónica, gracias a la cual este prototipo elevó la potencia de su propulsor de 2.0 litros V4 Turbo hasta los 1.160 CV, combinando los 710 que aporta el motor de combustión más los 434 de su bloque eléctrico. Aunque no fue el único cambio, ya que se aligeró su peso hasta los 849 kg gracias a la retirada de elementos como el aire acondicionado, los limpiaparabrisas o los faros.

Volkswagen ID.R (2019)

Volkswagen Nürburgring

Volkswagen decidió dar un paso adelante con el ID.R 100% eléctrico para intentar conquistar la mejor vuelta de la historia en Nürburgring, y lo cierto es que estuvo cerca de lograrlo. En junio de 2019, con Romain Dumas al volante, el eléctrico de la marca alemana consiguió completar un tiempo de vuelta de 6:05:336, un registro que le sirvió para convertirse en el coche eléctrico más rápido hasta la fecha en completar el “Infierno Verde”.

Mecánicamente, este modelo estaba impulsando por dos motores eléctricos que desarrollaban 500 kW, equivalentes a 680 CV, unas cifras que le permitían lanzar sus 1.100 kg hasta los 100 km/h en parado en apenas 2,25 segundos, más rápido incluso que un Fórmula 1.

Porsche 956 C (1983)

Porsche Nürburgring

Stefan Bellouf puede presumir de haber conseguido ocupar el primer puesto de la tabla de vueltas rápidas a Nürburgring durante aproximadamente 35 años. Y lo hizo al volante de un Porsche 956 C durante la clasificación de los 1.000 km de Nürburgring de aquel año, con un tiempo de 6:11:13. Un dato que aún tiene más relevancia histórica teniendo en cuenta que después de esa temporada dejó de celebrarse dicha prueba en el viejo trazado.

Mecánicamente, este Porsche 956 C equipaba un motor bóxer de 2.6 litros biturbo de seis cilindros capaz de desarrollar 620 CV de potencia para un peso de 800 kg.

Porsche 956 C (1983)

Porsche Nürburgring

En ocasiones, la historia es caprichosa. Y más aún en un circuito tan exigente como es el de Nürburgring. Y es que el mismo día que Stefan Bellouf lograba el tiempo que, entonces, suponía la vuelta más rápida de la historia, el alemán Jochen Mass lograba un tiempo de 6:16:85, apenas cinco segundos más lento, con un coche prácticamente idéntico. Algo que demuestra que, entonces, el Porsche 956 C era el auténtico modelo a imitar en lo que a velocidad se refería.

March Engineering 832-BMW (1983)

March Nürburgring

El año 1983 fue un año de referencia en Nürburgring por la cantidad de vueltas históricas que tuvieron lugar. El piloto de Fórmula 2 Christian Danner se enfrentaba al “Infierno Verde” al volante de un monoplaza de March Engineering con motor BMW, con el que consiguió una nada despreciable marca de 6:28:03 en el viejo trazado.

El March 832 empleado estaba construido sobre el mismo propulsor de 2 litros y cuatro cilindros atmosférico que entonces montaba el Fórmula 1 BT52 de Brabham, lo que sin duda revela la competitividad del modelo.

Te puede interesar

Compra autocaravanas

Cómo acertar en la compra de autocaravanas de segunda mano

A lo largo de los últimos años se ha producido una auténtica explosión en lo …