Inicio / Reportajes / Automóvil / Las infracciones más peligrosas al volante
Infracciones al volante

Las infracciones más peligrosas al volante

Cometer errores mientras se conduce es algo habitual. Cuando se considera una infracción es sancionado con una multa económica o, incluso, con la pérdida de puntos.

Un estudio de la DGT ha destacado las infracciones más peligrosas al volante en vías interurbanas que, en el peor de los casos, pueden causar accidentes de distinta índole.

1. Mirar el teléfono o colocar objetos

Es la acción más habitual. Utilizar el teléfono al volante es un error que, debido a la inmediatez en la respuesta a los mensajes de texto, cada vez se observa más.

Junto al uso del smartphone, la recolocación de objetos mientras se circula o la desviación de la atención a la carretera por causas múltiples son también distracciones comunes.

Este tipo de fallos ocasiona el 29% de los siniestros viales. Si se circula a 120 km/h y se observa el teléfono durante 5 segundos, se recorren 166 metros.

2. Los giros incorrectos

Suceden especialmente en ciudad y al circular por las carreteras secundarias. Existen casos en los que los conductores realizan cruces incorrectos sobrepasando líneas continúas.

En ciudad, donde los cambios de dirección son más típicos, se observan fallos de varios tipos, que en todos casos incumplen la señalización de tráfico.

Las glorietas es uno de los lugares que más fallos de este tipo aglutinan, y los vehículos, por lo general, no las toman por el carril exterior.

3. Conducir bajo los efectos del alcohol

Ponerse al volante después de haber hecho una ingesta de alcohol es una irresponsabilidad. Un ser humano que actúa bajo los efectos del alcohol no es totalmente competente para responder con plenas facultades a la acción de conducir.

La ley lo castiga, y las sanciones dependen de la tasa que se observe, pero van desde los 4 puntos y 500 euros hasta los 6 puntos.

El límite legal es de 0,25 mg/L en aire espirado para un particular no novel o 0,15 mg/L para los noveles y profesionales. La tasa de 0,0 es la más segura para ponerse al volante.

4. Adelantamientos incorrectos

En las carreteras secundarias, es sencillo observar a vehículos que adelantan de manera incorrecta. Lo hacen en zonas de baja visibilidad y que no están permitidas al existir línea continua.

En el caso de las autovías y autopistas de más de un carril, este fallo ocurre al adelantar por el lado derecho en vez del izquierdo.

Un problema asociado a este fallo es lo que se denomina como “síndrome del carril central”, que son vehículos que, en vez de ir por la derecha, lo hacen por el carril central. Entorpecen el tráfico. La sanción es de 200 euros y 4 puntos.

5. Velocidad inadecuada

Los límites de velocidad de las carreteras están muy por debajo de las velocidades máximas que los fabricantes declaran para sus vehículos. Un fallo típico es el de circular por encima de la velocidad que marca la señalización.

Las multas dependen de la gravedad del fallo. Por ejemplo, no es la misma sanción si se circula a 130 km/h en un tramo de 120 km/h de límite legal que a 180 km/h.

6. Conducción negligente

Se denomina conducción negligenteal “conducir creando una situación de riesgo o peligro para sí mismo, los demás ocupantes del vehículo o al resto de usuarios de la vía».

Por ejemplo, realizar adelantamientos peligrosos sin dejar margen lateral, o hacer lo mismo con los ciclistas sin respetar el metro y medio de distancia.

Se trata de actitudes poco solidarias y que, en caso de causar accidentes, suelen tener consecuencias graves.

7. No respetar la distancia de seguridad

En condiciones normales hay que tener una separación de 2 segundos del vehículo que circula delante. Esta distancia de margen asegura la frenada sin alcance en caso de emergencia.

En general, los conductores pocas veces tienen presente esta norma, y mientras que en autopista no es demasiado preocupante, en las carreteras secundarias si que lo es.

En este tipo de ambientes es más sencillo tener que hacer una frenada de emergencia, y la distancia de seguridad aportará un espacio decisivo en caso de tener que detener el vehículo.

8. Conducción temeraria

Una infracción por conducción temeraria se sanciona con 500 € y 6 puntos. Se trata de una conducta que ha debido poner en peligro a algún otro usuario o ha obligado a este a realizar una maniobra para evitar un accidente.

También se sanciona como conducción temeraria si concurren varias infracciones al mismo tiempo. La más típica es la de “atosigar” al vehículo que circula delante.

9. No respetar la prioridad de paso

Saltarse un semáforo, un paso de peatones, un stop o un ceda el paso, está sancionado con 200 euros de multa y la retirada de 4 puntos. Se trata de no respetar, cuando la señalización lo indica, la prioridad de paso de otros vehículos o usuarios de la vía (peatones).

En 2017, ocasionaron el 15% -3.968- de los accidentes con víctimas y el 6% -58- de los accidentes mortales. Especialmente esta infracción es peligrosa porque puede causar atropellos y golpes laterales.

Te puede interesar

Tres mujeres que han hecho historia en el mundo del automóvil

Cuatro mujeres que han hecho historia en el mundo del automóvil

Aunque muchos continúan pensando que la historia del automóvil se ha escrito únicamente por parte …

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies