Inicio / Reportajes / Automóvil / Cómo protegerse del coronavirus en coches compartidos
Cómo protegerse del coronavirus en coches compartidos

Cómo protegerse del coronavirus en coches compartidos

Ante el importante incremento de casos de coronavirus en España, y ante la previsión de que su presencia continúe durante un tiempo indeterminado, es conveniente recordar algunas pautas para evitar contagios al utilizar coches compartidos.

La aparición, especialmente en grandes ciudades, de nuevas formas de movilidad propiciadas por la aplicación de normas anticontaminación han provocado que muchos conductores se hayan decantado por un modelo de pago por uso en la utilización del coche. Pero estas nuevas formas de moverse también facilitan el intercambio y contagio de virus.

Cómo evitar contagios según la OMS

Coronavirus

El nuevo coronavirus viaja en las microgotas que las personas infectadas expulsan especialmente al toser o estornudar. Dependiendo de su tamaño, las microgotas alcanzan entre uno y ocho metros -el COVID-19 viaja en microgotas medianas, que son capaces de llegar a dos metros-. Si estas gotas llegan directamente a la boca, la nariz u ojos de otra persona, puede producirse un contagio directo.

Pero menos conocido y aún más complicado de contener o controlar es el contagio indirecto. Las microgotas infectadas se pueden adherir a determinadas superficies (el volante, la tapicería o los mandos plásticos del coche), donde puede permanecer latente durante varios días.

Para prevenir contagios, la Organización Mundial de la Salud ha propuesto una serie de medidas similares a las que se indican frente a otras enfermedades respiratorias como la gripe:

  • Lavarse las manos con frecuencia con agua y jabón, o si están aparentemente limpias, con un desinfectante con base de alcohol.
  • Al toser o estornudar, cubrirse la boca y la nariz con el codo flexionado o con un pañuelo desechable para minimizar la propagación de los gérmenes, y tirar siempre después el pañuelo a la basura -mejor con cubos con tapa-.
  • No tocarse los ojos, la nariz o la boca sin haber realizado una higiene de manos previa. Las manos se pueden haber contaminado con el virus y favorecer la transmisión al entrar en contacto con las mucosas.
  • Si se ha viajado a zonas de riesgo –China o norte de Italia, por ejemplo-, o si se ha estado cerca de un caso ya confirmado de coronavirus, y si se presentan síntomas, llamar directamente al 112 y seguir sus instrucciones para descargar una posible infección. En todo caso, no acudir a hospitales o centros de salud a no ser que el 112 así lo indiquen. El 80% de los infectados solo muestran síntomas leves, parecidos a los de un catarro, por lo que es habitual que no se precise atención hospitalaria y se pueda llevar a cabo un seguimiento en el domicilio.
  • Extremar las medidas de higiene si se visitan mercados con animales vivos, de productos frescos o de derivados animales. En estos casos, es importante utilizar geles hidroalcohólicos, así como evitar el contacto con animales callejeros y sus fluidos, ya que podrían estar contaminados.
  • Respecto al uso de mascarillas, de acuerdo con la OMS, solo son útiles si se atiende a alguien en quien se sospeche la infección por el coronavirus. Estas mascarillas no son infalibles por sí solas, sino en combinación con el lavado frecuente de manos con soluciones hidroalcohólicas o con agua y jabón. Las personas que sufran patologías previas o deficiencias en su sistema inmunitario deben consultar a su médico la aplicación de medidas específicas.

Cómo proceder para utilizar de forma segura los coches compartidos

Coronavirus

La OMS ha recomendado un protocolo para evitar contagios en la utilización de elementos compartidos como material de oficina o coches compartidos. Estas son las recomendaciones más importantes:

  • Abrir las puertas y ventilar el vehículo durante un par de minutos antes de subirse a él.
  • Limpiar con una toallita impregnada de solución hidroalcohólica os tiradores de las puertas -incluidas las exteriores-, así como el plástico del salpicadero, la tapicería y aquellas superficies con las que se vaya a tener contacto -botones de arranque, volante, etc-. Estas superficies son susceptibles de albergar el virus latente durante varios días.
  • Evitar tocarse la cara mientras se conduce, al menos hasta que se pueda proceder a desinfectarse las manos con un lavado. Los habituales guantes de nitrilo o látex no son de utilidad si se toca una superficie contaminada y posteriormente se acerca la mano a la boca, la nariz o los ojos.
  • Si es necesario toser o estornudar durante el uso del coche, hacerlo en el pliegue del codo. Si se está acatarrado, es recomendable utilizar mascarilla para evitar toser o estornudar en cualquier superficie del vehículo.
  • Al dejar el vehículo, recoger cuidadosamente las toallitas usadas y, si se ha tosido o estornudado, limpiar las partes más accesibles antes de abandonarlo.
  • Una vez que se ha procedido a la devolución del vehículo, es imprescindible lavarse las manos o, si están aparentemente limpias, desinfectarlas con líquido de solución hidroalcohólica. La forma correcta de hacerlo es aplicar un poco en el cuenco de la mano y extenderla frotándose ambas manos, como si se estuviesen enjabonando bajo el grifo.

Te puede interesar

Cómo funcionan los sistemas de Suspensión Activa Predictiva

Cómo funcionan los sistemas de Suspensión Activa Predictiva

La suspensión es uno de los componentes más importante en el automóvil. Se trata de …

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies