Inicio / Curiosidades / Trucos y consejos / Consejos para viajar con niños en coche
Consejos para viajar con niños en el coche

Consejos para viajar con niños en coche

A la hora de viajar en coche con niños, sobre todo si se trata de viajes largos, los adultos tratan de adaptarse a las necesidades de los más pequeños para hacer el trayecto más ameno para ellos y más agradable también para los mayores, lo que se traduce en un trayecto más tranquilo y, por ende, más seguro.

Por este motivo, desde ALD Automotive se ofrecen una serie de consejos para que los viajes con niños durante estas vacaciones sean cómodos y divertidos pero, sobre todo, y fiel a su compromiso con la seguridad vial, que sean siempre desplazamientos seguros para todos los ocupantes del vehículo.

Lo más importante antes de ponerse en marcha, y por muy corto que sea el trayecto, es llevar al niño sentado y atado correctamente en un sistema de retención infantil homologado y perfectamente anclado al asiento del vehículo. Además, a la hora de instalar la silla es muy importante seguir las instrucciones del fabricante y tener en cuenta la edad del menor. Para los bebés de hasta 9 kg (o 15 meses con sillas i-Size) es obligatorio instalar la silla en contra de la marcha, aunque es recomendable alargar esta posición, al menos, hasta que el niño tenga cuatro años, ya que en caso de colisión la protección es mucho mayor. Posteriormente, y siempre siguiendo las recomendaciones de seguridad, se aconseja no quitar el respaldo de la silla hasta que el pequeño no alcance 1,35 metros, ya que proporciona protección frente a impactos laterales.

En días de calor, si el vehículo está al sol, es aconsejable ventilar el vehículo y refrescar el habitáculo antes de colocar al niño en su sillita, con el fin de evitar posibles quemaduras y sofocación. El interior de coche tiene que estar a una temperatura constante de más o menos 21 grados. Después de sentar y atar al niño, es de vital importancia comprobar que no haya objetos y equipaje sueltos o, incluso, mascotas, ya que podrían salir despedidas y convertirse en un proyectil que puede causar lesiones en caso de accidente.

Además, cualquiera que viaje con niños sabe que el entretenimiento y una actitud divertida y positiva son la base para un viaje apacible: tener juegos preparados, la música favorita de los niños, o películas en pantallas portátiles son elementales en cualquier desplazamiento, sobre todo si se trata de trayectos largos, e incluso, podría evitar posibles mareos entre los más pequeños.

Precisamente, a la hora de afrontar este tipo de viajes largos, además de no ponerse una hora de llegada, es conveniente aprovechar las horas de menos calor y las horas de sueño de los niños. Normalmente, y en la medida de lo posible, la madrugada suele ser uno de los momentos preferidos por quienes viajan con niños para ponerse en marcha.

Además de la recomendación para el conductor de descansar cada dos horas, si el niño va despierto, es aconsejable parar cada hora y media, sacarle de su silla y mantenerle bien hidratado, ya que los pequeños sufren los viajes más que los adultos.

La ropa cómoda y la provisión de agua y alimentos dentro del vehículo son también los aliados perfectos para convertir los viajes en coche durante las vacaciones con los niños en una experiencia divertida, positiva y, sobre todo, segura para todos.

Te puede interesar

Cómo proteger tu coche del sol

Con las altas temperaturas, aumenta el riesgo de averías en los vehículos, principalmente en los …

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies