Inicio / Reportajes / Automóvil / Tecnologías que han servido para evolucionar el automóvil
Tecnologías que han servido para evolucionar el automóvil

Tecnologías que han servido para evolucionar el automóvil

La evolución tecnológica en el mundo del automóvil es imparable. A lo largo de los últimos años se han producido importantísimos avances en elementos de seguridad sin los que el coche del presente y del futuro no sería el mismo. Repasamos algunas de las tecnologías más importantes.

BAS (2000)

BAS

Aunque por sus siglas podría confundirse con el ABS (sistema antibloqueo), el BAS (Brake Assistant System) es un sistema de servofreno de emergencia que empezó a desarrollarse en el año 2000. Se montaba como equipo de serie en todos los Mercedes a partir del año 1998, pero pasó a ser un sistema obligatorio en el año 2009.

Este sistema incrementa la presión en el circuito de freno cuando detecta que el conductor lleva a cabo una frenada de emergencia -es decir, cuando se suelta el acelerador de forma brusca y se pisa de inmediato y con fuerza el freno-, para colaborar en la frenada reduciendo la distancia de detención hasta en 5 metros.

Inyección directa de gasolina (2000)

Inyección directa de gasolina

Mitsubishi fue el auténtico “padre” del sistema de inyección directa de gasolina, cuando creó el GDI en 1996. Sin embargo, esta tecnología no se popularizó en Europa hasta el año 2000 cuando Volkswagen lanzaba sus motores FSI, un sistema que realmente no llegó a despegar hasta que empezó a asociarse con un turbo. En la actualidad, la gran mayoría de motores de gasolina emplean este sistema.

Control de crucero adaptativo (2000)

Control de crucero adaptativo

El primer vehículo en contar con un control de crucero similar al adaptativo actual fue el BMW Serie 7 del año 2000. Este modelo utilizaba un sistema rudimentario basado en un radar que detectaba al coche que circulaba delante del vehículo, y en función de la distancia ajustaba la velocidad. Más tarde se sumarían a esta tecnología marcas como Volkswagen, Audi y Renault.

Aunque las primeras versiones de esta tecnología no eran especialmente fiables, desde la llegada del Mercedes Clase S en el año 2005 con su sistema Distronic Plus, ya es posible utilizar el control de crucero adaptativo para reducir riesgos por despistes al circular en carretera.

Downsizing (2005)

Downsizing

Fruto de la combinación de una reducción de cilindrada con la incorporación de turboalimentación, el downsizing consigue reducir el peso global del vehículo y el consumo del motor, sin que ello conlleve una reducción de su potencia. Aunque en los últimos años parece que es una tendencia en cierto declive, lo cierto es que prácticamente todas las marcas han recurrido a ella en algún momento. Un ejemplo extremo de esta tendencia llegó, por ejemplo, con el motor 0.9 Twinair bicilíndrico que presentó Fiat en el año 2010.

El primer motor en utilizar estas tecnologías fue el 1.4 Twincharger que presentó Volkswagen en el año 2005, un bloque que empleaba un turbo y un compresor volumétrico para entregar 140 CV, equivalentes a un 2.0 atmosférico.

Filtro antipartículas (2006)

Filtro antipartículas

En uso desde el año 2006, los primeros filtros encargados de “atrapar” y carbonizar los residuos que producen en sus emisiones los motores diésel, como el presentado por PSA en ese año, utilizaban un aditivo de cerio que se diluía en el combustible para facilitar la regeneración del filtro.

Esta es una de las tecnologías que se generalizó poco antes de la entrada en vigor de la normativa Euro V, que rebajaba a la mitad el límite para las partículas presentes en el escape. La norma Euro 6d-Temp, en vigor desde septiembre de 2019, ha hecho que los filtros antipartículas también estén presentes para los motores de gasolina.

Frenada autónoma de emergencia (2008)

Frenada autónoma de emergencia

Puesta en producción por Volvo en el año 2008, es, en la actualidad, una de las tecnologías de seguridad más importantes y utilizadas. Este sistema controla la distancia a la que circulan los vehículos precedentes y, por debajo de 50 km/h, es capaz de realizar de forma autónoma una frenada de emergencia si el sistema percibe riesgos de sufrir una colisión.

Los sistemas más avanzados en la actualidad son capaces de funcionar también a altas velocidades en autopista, y de detectar bicicletas, peatones e, incluso, de reaccionar frente al tráfico perpendicular en cruces.

Sistema eCall (2018)

Sistema eCall

Desde mediados del año 2018, todos los coches que se comercializan en Europa deben contar con un sistema que, en caso de accidente -es decir, cuando se cumplan determinados escenarios, como el lanzamiento del airbag o la desconexión de la bomba de combustible- lleve a cabo una llamada automática al centro 112 y envíe un mensaje corto indicando información fundamental, como la posición exacta del GPS, el tipo de vehículo o cuántos ocupantes viajan en él en función del número de cinturones de seguridad conectados.

Te puede interesar

Cuántos tipos de anticongelante existen y cuál elegir

Cuántos tipos de anticongelante existen y cuál elegir

Los motores de combustión generan, además de energía mecánica, energía calorífica, que debe ser disipada …