Inicio / Reportajes / Automóvil / Sistema e-Call: una llamada que salva vidas

Sistema e-Call: una llamada que salva vidas

La Comisión Europea estima que este sistema de seguridad, obligatorio en los coches nuevos desde el 31 de marzo de este año, puede llegar a salvar más de 2.500 vidas al año acelerando el rescate en accidentes.

Los primeros 60 minutos desde que se produce un accidente resultan trascendentales para poder salvar a un herido en un accidente de tráfico. La conocida “hora de oro” es, de hecho, en la que se producen el 75% de los fallecidos en siniestros de circulación.

Para reducir el tiempo de respuesta en el que los servicios de asistencia tienen conocimiento del siniestro y la llegada de los primeros efectivos de rescate, la industria del automóvil ha desarrollado un sistema de llamada automática de emergencia que, bajo el nombre de e-Call, ya es obligatorio en todos los vehículos nuevos que se fabriquen en la Unión Europea desde el 31 de marzo de este mismo año.

Esta iniciativa, puesta en marcha por los fabricantes de automóviles y por la Comisión Europea, con la colaboración de entidades dedicadas a la mejora de la seguridad vial entre las que se encuentra el RACE, tiene como principal objetivo disminuir en la medida de lo posible el tiempo de asistencia a los heridos en accidentes de tráfico. Así, la propia Comisión Europea cree que, gracias a este elemento de seguridad, se pueden llegar a salvar cerca de 2.500 vidas al año.

Así funciona el e-Call

Un centro de llamadas recoge la señal de emergencia lanzada por el vehículo y activa los protocolos de emergencia que requiera la situación.

Cuando ocurre un accidente, dependiendo de su gravedad, es posible que alguno de los ocupantes heridos permanezca consciente y pueda avisar de forma tradicional a los sistemas de emergencia, pero ¿qué ocurre si todos los pasajeros están insconscientes? En esos casos, el e-Call toma la iniciativa y, una vez que los sensores del vehículo detectan que se han producido diversos factores -los airbags se han disparado, o se ha cortado el suministro de la bomba de combustible, por ejemplo-, automáticamente lanza un aviso a los pasajeros mediante el sistema multimedia.

Así, si en un determinado tiempo no se produce respuesta por parte de ninguno de los ocupantes del vehículo -el propio coche cuenta con una tarjeta de telefonía instalada para tal fin- comunica con el Centro 112 transmitiendo la posición exacta en la que ha sucedido el accidente, el tipo de vehículo, el combustible utilizado y el número de pasajeros que viajan en su interior en ese momento -los sensores presentes en los cinturones de seguridad se encargan de ofrecer esta información-.

Una vez recibida esta información, el centro de socorro -en la actualidad, el encargado de recibir estas señales de emergencia es el Centro de Gestión de Tráfico en Madrid, aunque está en estudio la posibilidad de que sean los centros regionales del 112 o los de Protección Civil los que puedan recibirlas- transfiere la alerta al centro 112 más cercano al accidente.

Te puede interesar

Qué es necesario saber sobre los fusibles del coche

Fusibles del coche: Qué es necesario saber

Los fusibles son pequeñas piezas que protegen los sistemas eléctricos del coche. Su función básica …

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies