Inicio / Reportajes / Automóvil / Mercedes Clase A 2018: la mejora de un referente
Nuevo Mercedes Clase A

Mercedes Clase A 2018: la mejora de un referente

Mercedes decidió, en el año 2012, abandonar el concepto de monovolumen urbano para transformar su Clase A en un compacto del segmento Premium con el que buscaba convertirse en una referencia en el segmento. El tiempo acabó dando la razón a la marca germana, al convertirse en todo un superventas que hacía frente a rivales como el Audi A3 o el BMW Serie 1. La cuarta generación recién estrenada mejora a su antecesor en prácticamente todos los aspectos, y se convierte en una nueva referencia desde el punto de vista tecnológico.

El nuevo Mercedes Clase A ha sufrido importantes renovaciones en esta cuarta generación, aunque quizás la más llamativa es la tecnológica. En este sentido, se convierte en la referencia en el segmento gracias al estreno del sistema multimedia MBUX, que engloba funciones como la navegación mediante realidad aumentada o el reconocimiento de voz natural.

El primero de ellos utiliza una cámara ubicada en el parabrisas, y es capaz de identificar señales de tráfico o números de viviendas, por ejemplo. En el caso del control por voz, este sistema se activa sin necesidad de pulsar ningún botón –solo es necesario pronunciar “Hola Mercedes”-, y permite buscar direcciones mediante el navegador, ajustar la temperatura del climatizador o abrir el techo solar. El sistema multimedia MBUX está incluido en los paquetes Advantage y Premium, mientras que la realidad aumentada supone un sobrecoste de 333 euros.

En el exterior, las novedades pasan por un ligero crecimiento del modelo, que asciende a 12 cm respecto al modelo anterior. También aumenta en 2 cm su anchura, y en 1 su altura. Visualmente, el nuevo Clase A comparte rasgos de diseño con el CLS, como sus pilotos traseros, y cuenta con el mejor coeficiente aerodinámico del segmento, con un reducidísimo 0,25cx. Al igual que ocurría con el modelo precedente, sólo estará disponible en una carrocería de cinco puertas, aunque en otros mercados también existirá una versión sedán.

El nuevo Mercedes Clase A por dentro

Interior Clase A

Por dentro, la renovación del nuevo Clase A es todavía más patente. Así, incorpora un cuadro de mandos completamente digital, con una pantalla de 7” de serie, y una de 10,25” en opción. La pantalla central también cuenta con dos configuraciones, con tamaño idéntico al de la instrumentación elegida, y se puede manejar mediante pulsaciones en la propia pantalla táctil –se trata de una novedad para Mercedes-, mediante el panel táctil disponible en el túnel central ubicado entre los asientos, mediante comandos de voz, o mediante los mandos ubicados en el radio izquierdo del volante. Eso sí, se mantienen los botones físicos para las funciones más habituales, entre las que se encuentran la navegación o el sistema de audio.

La habitabilidad del nuevo Clase A también se ha visto favorecida con la renovación del modelo. A pesar de ello, la altura del techo continúa penalizando la comodidad en las plazas traseras, especialmente para los pasajeros más altos. Su maletero, por su parte, crece en 29 litros respecto a su antecesor hasta alcanzar los 370 litros. Dispone de un kit de reparación de pinchazos de serie, aunque es posible sustituirlo por neumáticos de tipo run flat en opción.

La oferta mecánica del nuevo Mercedes Clase A

Mecánica Clase A

En cuanto a su oferta mecánica, el Mercedes Clase A contará con un motor de gasolina turbo 1.3 con 163 CV, y un diésel 1.5 con 116 CV. En ambos casos estarán asociados a una caja de cambios automática de doble embrague y siete relaciones, aunque desde verano será posible elegir una versión manual para la versión en gasolina, y un nuevo propulsor de gasolina 2.0 con 224 CV y transmisión automática 7G-DCT.

El bloque 1.3 de gasolina procede de un desarrollo conjunto con Renault, y cuenta con un sistema de desactivación de dos cilindros, lo que contribuye en una notable reducción de su consumo. El motor diésel, por su parte, es el mismo que se utilizaba en la generación anterior, aunque con mejoras que aumentan su entrega de potencia.

Fotos del nuevo Mercedes Clase A

Te puede interesar

Diferencias entre un coche eléctrico y un híbrido

¿En qué se diferencia un coche eléctrico de un híbrido?

La restricción de los vehículos diésel en las principales ciudades ha repercutido positivamente en las …

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies