Inicio / Coches / Los vehículos terrestres más rápidos de la historia
Vehículos terrestres

Los vehículos terrestres más rápidos de la historia

Desde los años 60 se han sucedido los intentos por batir el récord de velocidad para vehículos terrestres, llegando incluso a superar la velocidad del sonido.

Son aerodinámicos, están impulsados por motores a reacción procedentes de aviones y llevan a piloto dentro. Y, además, los vehículos de este reportaje son los vehículos terrestres más veloces el planeta.

Wingfoot Express (1964)

wingfoot express

Se proclamó rey de los vehículos terrestres al alcanzar los 664,7 km/h impulsado por un reactor Westinghouse J46. Su piloto Tom Green era uno de los ingenieros del proyecto y nunca había superado los 210 km/h. Sin embargo, una lesión de última hora en la mano del piloto elegido le obligó a ponerse a los mandos del Wingfoot Express.

Green Monster Land Speed Record Car (1964)

Este vehículo batió el récord de velocidad tres veces, entre 1964 y 1965, alcanzado 698, 863 y 927 km/h. Estaba impulsado por un reactor General Electric J79 que había pertenecido a un caza F-104 Starfighter. Curiosamente su creador, el piloto de carreras Art Fons, lo compró en un desguace de chatarra por 600 dólares y lo reparó él mismo.

Spirit of America Sonic 1 (1965)

Impulsado por uno de los motores a reacción GE J79 del caza F-4 Phantom II, fue capaz de alcanzar los 966,574 km/h el 15 de noviembre de 1965. Actualmente este vehículo descansa en el salón de la fama del Circuito de Indianápolis.

Blue Flame (1970)

Blue Flame

Construido por la empresa norteamericana Reaction Dynamics, además de por sus proporciones, este vehículo llamaba la atención por el combustible que empleaba. Se trataba de peróxido de hidrógeno de alta concentración y gas natural licuado (GNL), presurizado con helio. Con Gary Gabelich al volante logró convertirse en el vehículo terrestre más rápido, en el desierto de Bonneville (EE.UU) alcanzando los 1.014,511 km/h de velocidad máxima.

Thrust 2 (1983)

Thrust 2

El desierto de Black Rock en Nevada, Estados Unidos, fue el escenario en el Trust 2 alcanzó los 1.047,49 km/h. Este vehículo de origen británico, estaba impulsado por un motor Rolls-Royce procedente de un caza English Electric Lightning. Tras alcanzar el récord el 4 de octubre de 1983, se puso a la venta en 1991 y en la actualidad descansa en el Museo del Transporte de Coventry, Inglaterra.

Spirit of America Formula Shell (1996)

spirit of america shell

Este espectacular vehículo medía 13,33 metros de largo, contaba con un chasis tubular de acero y pesaba cuatro toneladas. El motor era un GEJ79 procedente de la aviación, pero modificado para funcionar con gasolina sin plomo. El 28 de octubre de 1996 establecía un nuevo récord al alcanzar 1.086 km/h, justo antes de sufrir un accidente.

Thrust SSC2 (1997)

Thrust SSC2

A diferencia de los modelos anteriores el Trust SSC2 incorporó un segundo reactor para impulsarse. Concretamente se trataba de los mismos motores Rolls-Royce Spey 202 que monta el caza F-4 Phantom II. En total desarrollaba 110.000 CV, que permitieron impulsarlo hasta los 1.228 km/h en 1997, con Andy Green al volante. Además, fue el primer vehículo terrestre en superar la velocidad del sonido.

Bloodhound SSC SuperSonic Car (2008)

Bloodhound SSC SuperSonic Car (2008)

Todavía en desarrollo desde 2008, se estima que este modelo podría acelerar de 0 a 1.609 km/h en apenas 42 segundos, lo que significa que estaría en posición de lograr un nuevo récord de velocidad. Para ello cuenta con tres motores: un cohete híbrido, un motor Rolls-Royce Eurojet EJ200 igual a los equipados en los cazas Eurofighter y un V8 de gasolina firmado por Jaguar. En total, desarrolla más de 135.000 CV. Se espera que en 2020 trate de establecer un nuevo récord.

Te puede interesar

cinturón de seguridad

Cómo funciona el pretensor del cinturón de seguridad

El cinturón de seguridad es el invento que más vidas ha salvado en la historia …