Inicio / Reportajes / Automóvil / ¿En qué se diferencia un coche eléctrico de un híbrido?
Diferencias entre un coche eléctrico y un híbrido

¿En qué se diferencia un coche eléctrico de un híbrido?

La restricción de los vehículos diésel en las principales ciudades ha repercutido positivamente en las ventas de los coches eléctricos e híbridos. ¿Qué diferencias existen entre estos dos tipos de vehículos?

Por diversas cuestiones y factores, el sector del diésel no pasa por su mejor momento. Una mayor conciencia medioambiental o escándalos como el diéselgate —que han mermado la confianza del cliente en los vehículos impulsados por este tipo de carburante—, han derivado en una restricción a los vehículos propulsados por gasóleo en las principales ciudades europeas.

Ante este panorama, los conductores han experimentado un cambio de tendencia que ahora pasa por adquirir vehículos más respetuosos con el medio ambiente. Es decir, coches eléctricos e híbridos, los cuales se benefician ante las nuevas ordenanzas en materia de movilidad. En el caso concreto de Madrid, los eléctricos reciben la etiqueta ambiental Cero de la DGT, lo que les permite circular por la capital sin ningún tipo de restricción independientemente del escenario anticontaminación activado. Mientras que los híbridos cuentan con el distintivo Eco, que también otorga una serie de ventajas con respecto al resto de vehículos.

Coches eléctricos

Diferencias entre un coche eléctrico y un híbrido

Este tipo de vehículos se caracterizan por emitir emisiones. Un coche eléctrico se mueve gracias a la energía de sus baterías, carece de motor convencional y, por tanto, no genera emisiones de ningún tipo. La contaminación acústica que producen es realmente baja, limitada solo al sonido de la banda de rodadura.

Durante la generación de la electricidad que se usa para cargarlo se produce cierta cantidad de CO2… aunque ronda el 50% de las emisiones que produciría un modelo diésel equivalente. Entre los principales inconvenientes cabe resaltar el precio elevado, la autonomía o una infraestructura poco efectiva actualmente. A pesar de esto, es un sector que no para de crecer y en 2040 los vehículos eléctricos representarán el 35% de las ventas totales de automóviles.

Esta cifra puede incrementarse debido al anuncio, hace escasamente unos días, del Ministerio para la Transición Ecológica de vetar la venta de coches gasolina, diésel, híbridos y de gas en la fecha mencionada (2040), en una decisión que no solo afecta a los modelos convencionales, sino también a los híbridos. Además, se incluye la prohibición de circular a todos estos vehículos, que emiten gases de efecto invernadero, a partir del año 2050.

Coches híbridos
Diferencias entre un coche eléctrico y un híbrido

Un vehículo híbrido está impulsado por dos motores —uno térmico de gasolina y otro eléctrico—. El eléctrico permite recuperar energía durante las frenadas, que almacena en una pequeña batería y se reutiliza al arrancar. Gracias a eso, ofrecen cifras de consumo similares a las de un diésel. Además, las emisiones de NOx y partículas que emiten son muy bajas, por este motivo, están considerados Eco por la DGT. Son el 5% de las ventas, pero gracias a la introducción de modelos híbridos de baja tensión —con precios más asequibles—, se estima que crezcan en un 150% para 2020.

¿Qué coche comprar?

Diferencias entre un coche eléctrico y un híbrido

A la hora de elegir uno y otro es conveniente tener claro una serie de criterios tales como las prestaciones del vehículo, necesidades de cada uno, kilometraje recorrido al día o ventajas e inconvenientes del modelo en cuestión. Un coche eléctrico no es mejor que uno híbrido y viceversa; solo las condiciones de cada persona convertirán a uno u otro tipo en la opción ideal.

  • Un coche eléctrico es recomendable si se puede cargar todos los días, no se recorren más de 100 km/ día y se quiere respetar al máximo el medio ambiente.
  • Un vehículo híbrido es recomendable si se circula normalmente por ciudad, se busca una relación bajo consumo/pocas emisiones y si no se conduce habitualmente por carretera.

Más puntos de recarga en los próximos años

Para facilitar la expansión del vehículo eléctrico, el Gobierno pretende que todas las gasolineras estén obligadas a instalar puntos de recarga, cuyo plazo de implantación dependerá de su volumen de ventas. En los municipios de más de 50.000 habitantes, por su parte, deberán existir zonas de bajas emisiones donde solo puedan acceder este tipo de vehículos.

Te puede interesar

Qué es necesario saber sobre los fusibles del coche

Fusibles del coche: Qué es necesario saber

Los fusibles son pequeñas piezas que protegen los sistemas eléctricos del coche. Su función básica …

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies