Inicio / Noticias / Seguridad Vial / Conducir, más difícil para las personas con problemas cardiovasculares
Conducir, más difícil para las personas con problemas cardiovasculares

Conducir, más difícil para las personas con problemas cardiovasculares

La DGT ha introducido una modificación en el Reglamento General de Conductores por la que los pacientes con dolencias cardiovasculares deberán adaptarse a nuevas limitaciones para conducir, adaptándose así a la normativa europea referente a aptitudes psicofísicas al volante.

Según publica la Revista Española de Cardiología, el nuevo Reglamento General de Conductores ha pasado a incluir una serie de requisitos para la conducción en pacientes con problemas cardiovasculares, introduciendo una enmienda al anexo IV para adecuarse a la normativa europea.

Los pacientes con problemas de corazón deberán respetar una serie de tiempos en función de su dolencia. Así, se reduce a dos semanas el periodo necesario para conducir tras el implante de un marcapasos, y se permite la conducción a las dos semanas del implante de un desfibrilador automático implantable por prevención primaria, y a los tres meses en prevención secundaria.

En el caso de los pacientes que hayan sufrido un síndrome coronario agudo, se permite conducir a las tres semanas de dicho episodio, mientras que los trasplantados de corazón podrán ponerse al volante siempre que no presenten síntomas en reposo. Por su parte, los conductores que hayan experimentado un síncope deberán esperar seis meses sin nuevas recurrencias, salvo que su causa sea tratable o suceda en circunstancias que no puedan tener lugar durante la conducción.

Según la Fundación Española del Corazón, resulta imprescindible que los pacientes que sufren cualquier tipo de cardiopatía sigan escrupulosamente las recomendaciones de su médico antes de ponerse al volante. Según el doctor José Alberto García Lledó, miembro de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) y representante de ésta ante la DGT, “algunas enfermedades suponen un aumento del riesgo de accidente, y este riesgo es variable en función del órgano afectado. Las enfermedades mentales y aquellas que afectan a la vista son las que, probablemente, más riesgo presentan”.

Te puede interesar

La DGT penalizará utilizar el móvil al volante

El uso del móvil al volante podría acarrear 6 puntos de sanción

La Dirección General de Tráfico llevará una propuesta al Congreso para renovar el carnet por …

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies