Inicio / Curiosidades / Trucos y consejos / Cambio manual o automático, ¿qué diferencia hay entre ellos?
Cambio automático de BMW

Cambio manual o automático, ¿qué diferencia hay entre ellos?

Aunque cada vez hay en el mercado una mayor oferta de vehículos con caja de cambios automática, los conductores españoles siguen prefiriendo, en su mayoría, la conducción manual. En este sentido, son muchos los que se resisten si quiera a probar transmisiones automáticas, sobre todo porque consideran que la buena conducción reside en el control del vehículo por parte del conductor.

No obstante, los coches con cambios automáticos van ganando terreno a la vez que han mejorado su tecnología y eficiencia. Por eso, desde ALD Automotive, hemos analizado las ventajas, inconvenientes y diferencias entre ellas, con el fin de que cada conductor pueda elegir el vehículo que mejor se adapte a sus necesidades, contribuyendo así a una conducción más eficiente en los trayectos por carretera.

El precio: Evidentemente, el precio de un mismo modelo de coche es bastante más alto si la transmisión es automática que si es manual, tanto en vehículos de gama media como en los de gama superior, donde la diferencia se incrementa incluso más.

La seguridad: Los cambios automáticos permiten tener las manos en todo momento sobre el volante, sin estar pendiente de los pedales, aumentando la atención a la carretera. En situaciones urbanas es un punto a favor, ya que permite al conductor no tener que engranar marcha una y otra vez; por el contrario, la conducción también puede resultar más monótona, especialmente en trayectos largos, lo que puede favorecer posibles despistes.

La eficiencia: Con el paso de los años, la evolución y mejora que han experimentado las transmisiones automáticas ha propiciado el emparejamiento con los cambios manuales en aspectos tan importantes como son el consumo del vehículo o el disfrutar de una conducción dinámica y eficiente. De hecho, las fichas técnicas de los vehículos suelen homologar el mismo consumo con ambos cambios, e incluso inferior en muchas ocasiones si están asociados a una transmisión automática. No obstante, la peripecia al volante del conductor sigue siendo un factor clave para realizar una conducción eficiente.

El mantenimiento: Los automóviles con transmisión automática necesitan un mantenimiento más exhaustivo y más costoso. Además, las cajas de cambio manuales duran más y su reparación es más económica.

El coste por uso: Los coches con cambios manuales pueden usar el freno motor, por lo que los automáticos sufren un mayor desgaste de frenos (aunque los automáticos con cambios secuenciales no tienen este problema). Por otro lado, el embrague de los vehículos manuales, si no se usa correctamente, puede ser el origen de importantes averías en la caja de cambios e, incluso, en el motor, que sufre más por los cambios abruptos.

Te puede interesar

Cómo utilizar correctamente el aire acondicionado del coche

Está demostrado que una temperatura interior de 35 grados puede afectar al tiempo de reacción …

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies