Inicio / Coches / BMW i3s: un eléctrico con aspiraciones deportivas

BMW i3s: un eléctrico con aspiraciones deportivas

La apuesta de BMW por la movilidad eléctrica llegó al mercado, por primera vez, en el año 2013. Desde entonces, el i3, y ahora el nuevo i3s, se han consolidado como una de las alternativas más válidas para un uso urbano, pero gracias a la presencia de un pequeño motor de combustión en la versión REX, que aumenta su autonomía hasta los 300 km, es posible salir a carretera con él con garantías.

Ahora, la marca bávara ha querido dar un paso más allá con el lanzamiento de la nueva versión i3s, que convierte al eléctrico de BMW en un pequeño “deportivo” con una potencia máxima de 184CV frente a los 170CV de la versión convencional. Gracias a este significativo aumento de potencia, su aceleración de 0 a 100 km/h pasa a ser de 6,9 segundos.

Pero la potencia de su propulsor eléctrico no es el único cambio que ha sufrido el BMW i3s, ya que también se ha mejorado el chasis: ahora emplea un ancho de ejes 40mm mayor, incorporando a su vez neumáticos delanteros y traseros con una mayor sección -175 mm en el caso de los delanteros, por 195 en los traseros-, aunque siempre montados sobre llantas de 20 pulgadas con un diseño específico. Además, la suspensión también ha sufrido un pequeño retoque, reduciendo su altura en 10 mm.

Exteriormente, el nuevo BMW i3s también ha recibido pequeños retoques estéticos. Su frontal estrena paragolpes, unos faros con tecnología Full-LED y unas luces diurnas con un diseño más estilizado.

El BMW i3s en marcha

BMW i3s en marcha
La conducción del nuevo BMW i3s es radicalmente distinta desde el momento de su arranque. Al volante, es perfectamente perceptible un mayor aplomo, con una dirección tan directa como en el modelo precedente, aunque con un tacto menos nervioso.

Si por algo destaca esta nueva versión del eléctrico bávaro es por su capacidad para cambiar de dirección, gracias a su bajo centro de gravedad y a su reparto de pesos –el 55% de todo el peso del vehículo recae sobre el eje trasero-. BMW ha trabajado, en ese sentido, en dotar a esta nueva versión de un mayor aplomo en su eje delantero, algo que se percibe especialmente al tomar curvas algo más complicadas.

Este mayor aplomo, junto con su dirección con un tacto más firme y preciso, asemeja su comportamiento aún más al de un compacto de carácter deportivo, especialmente al no dejarse influir por las inercias en las aceleraciones después de las trazadas de las curvas.

Las prestaciones del nuevo BMW i3s

BMW i3s prestaciones
La modificación en sus prestaciones es, sin duda, la principal apuesta del nuevo eléctrico de BMW. Sin embargo, el aumento de potencia no proviene de la instalación de un nuevo propulsor, sino de un ajuste en el rendimiento del inversor, el dispositivo que alimenta al motor con corriente alterna trifásica generada a partir de la corriente continua que proviene de la batería.

Así, las mejoras afectan a diferentes aspectos del vehículo. Por un lado, la más evidente es la entrega de potencia, que es 14 CV superior a la versión convencional, pasando de 170 CV a 184 CV -135 kW-. También se ha modificado el par máximo que puede entregar el motor, que también se incrementa en 20 Nm hasta llegar a los 270 Nm.

BMW también ha mejorado el control electrónico de tracción. Si en la versión convencional se ofrecía un tiempo de respuesta de 100 ms, en la nueva versión se reduce este tiempo a apenas 1 milisegundo. Además, el i3s cuenta con un nuevo modo de conducción deportiva que, bajo la denominación Sport, logra una respuesta del acelerador aún más afilada.

En cuanto a su autonomía, la firma bávara no ha llevado a cabo ningún cambio en la batería, que sigue ofreciendo una capacidad bruta de 33.2 kWh, y una neta –utilizable- de 27 kWh. Hay que tener en cuenta que las baterías eléctricas siempre se reservan un porcentaje de capacidad para protegerse de posibles fallos.

En cuanto a su autonomía, el nuevo BMW homologa un consumo medio de 14,5 kWh/100 km, lo que debería permitir alcanzar los 210 km circulando en modo ECOPro. Eso sí, si el conductor se decanta por una conducción más deportiva –en modo Sport-, su rango de acción disminuirá proporcionalmente al uso que se haga del pedal del acelerador, situándose cerca de los 180 km.

En lo que a su recarga se refiere, el i3s, de serie, puede cargarse a una potencia de 3,6 kW, lo que se traduce en un tiempo de alrededor de 8 horas para contar con la batería completa. Opcionalmente, por un precio de 1.100 euros, es posible cargarlo a 7,2 kW de potencia, por lo que el tiempo de recarga se reduce hasta las 5 horas, y por 1.600 euros más es posible contar con carga súper rápida, hasta un máximo de 11 kW, con recarga completa en aproximadamente unas tres horas.

Respecto a su equipamiento, el i3s parte de uno similar al que ofrece la versión convencional. Cuenta, de forma opcional, con climatizador, apertura sin llaves, una nueva pantalla multimedia táctil de 10,25 pulgadas, además de navegador o control de crucero.

Fotos del nuevo BMW i3s

Te puede interesar

Jaguar I-Pace

Así es el I-Pace, el primer vehículo eléctrico de Jaguar

La firma británica Jaguar ha dado un paso adelante para intentar ocupar una posición predominante en el segmento de los SUV eléctricos, y lo hace con un I-Pace que destaca por su batería de 90 kWh, por un diseño que mantiene las líneas ya habituales en la marca inglesa, y por una potencia de 400 CV.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies