Inicio / Reportajes / Automóvil / ¿Cómo se debe adelantar correctamente a un ciclista en carretera?
Cómo adelantar a un ciclista

¿Cómo se debe adelantar correctamente a un ciclista en carretera?

Cada vez es más común encontrar tramos de carretera en los que es necesario compartir el espacio con uno o varios ciclistas. Su seguridad depende, en gran medida, de la propia responsabilidad de los conductores de vehículos a motor que circulan a su alrededor, por lo que es necesario conocer cómo adelantarlos para garantizar su seguridad y la del propio vehículo.

Desde que, en mayo de 2014, entró en vigor la actual Ley de Seguridad Vial, los vehículos a motor que lleven a cabo adelantamientos a ciclistas o a usuarios de ciclomotores pueden invadir el carril contrario de forma total o parcial, incluso en aquellos momentos en los que una línea continua lo prohíba en condiciones normales. Esto es posible siempre que no se “ponga en peligro o se entorpezca a ciclistas u otros vehículos que circulen en sentido contrario, incluso si circulan por el arcén”. Si esto ocurre, además de poder recibir una sanción económica de 200 euros, se procederá a la detracción de hasta cuatro puntos del carnet.

Por este motivo, si en el momento del adelantamiento existe la presencia de ciclistas u otros vehículos en el carril contrario, es recomendable desistir de la operación y reducir la velocidad, llegando incluso a detenerse si fuese necesario para permanecer detrás del ciclista a rebasar.

Adelantamiento a ciclistas

Al adelantar, es importante dejar suficiente espacio longitudinal. Se debe empezar la operación desde aproximadamente unos 30 metros antes de llegar al ciclista, y volver al carril una vez adelantado, siempre dejando espacio suficiente entre él y el vehículo para evitar la formación de golpes de aire o rebufos que puedan desestabilizar al ciclista. Además, al sobrepasar al deportista se debe mantener una distancia de, al menos, 1,5 metros.

Resulta importante recordar las principales diferencias de los ciclistas respecto a los vehículos a motor. Por un lado, circulan habitualmente a una velocidad notablemente inferior, tienen un peso muy por debajo del de cualquier vehículo, y al ocupar poco espacio en la carretera no siempre son fáciles de ver. Además, a medida que aumenta la velocidad del automóvil también aumenta la distancia necesaria para detener el vehículo.

Por este motivo, a una velocidad de 30 km/h o inferior, se estima que sólo el 5% de los ciclistas atropellados sufrirán lesiones de consideración o fallecerán a consecuencia de ellas, mientras que a 50 km/h, el porcentaje se dispara hasta el 50%. De esta forma, un impacto a 40 km/h sobre un cicloturista es el equivalente a una caída desde una altura de seis metros, mientras que a 70 km/h, la caída equivaldría a la producida desde un edificio de casi 20 metros.

A la hora de planificar un adelantamiento se produce el conocido “efecto túnel”, que provoca que, a medida que aumenta la velocidad del vehículo, se reduce la capacidad de percepción y el campo de visión del conductor. Por ejemplo, a 30 km/h, este campo de visión efectivo es de 104º, mientras que a 130 km/h, éste se reduce a 30º.

A modo de resumen, a la hora de enfrentarse a un adelantamiento a un ciclista, no hay que olvidar los siguientes puntos:

  • A mayor velocidad, menor campo de visión. Por ello, se debe extremar la atención e intentar fijar la mirada lo más lejos posible del frontal del coche.
  • Se debe extremar las precauciones si se conduce con el sol de frente, ya que las áreas más sombrías se oscurecen aún más, por lo que la figura del ciclista será más complicada de percibir y quedará difuminada entre las sombras.
  • Aunque, al adelantar, no se llegue a tener contacto con el ciclista, la velocidad del vehículo –especialmente en el caso de los más pesados- causa todo tipo de corrientes de aire, y un efecto de succión que puede llegar a tirarlo al suelo. Por este motivo, reducir la velocidad y aumentar la distancia respecto a él es trascendental.

Efecto túnel al adelantar a un ciclista

Te puede interesar

Diferencias entre un coche eléctrico y un híbrido

¿En qué se diferencia un coche eléctrico de un híbrido?

La restricción de los vehículos diésel en las principales ciudades ha repercutido positivamente en las …

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies