Publicado el: 22 noviembre de 2017

Los españoles, más exigentes en materias de seguridad vial

seguridad_vial_intEl conductor español es, cada vez, más exigente en lo que a su seguridad al volante se refiere, según se desprende de las conclusiones del IV Informe “Españoles ante la Nueva Movilidad”, elaborado por el Centro de Demoscopia de Movilidad en el que participan la consultora Pons Seguridad Vial, la revista Autofácil y la plataforma online de anuncios clasificados AutoScout24, con la colaboración de ALD Automotive, de la red social de networking para mujeres Womenalia y la app para movilidad en transporte público Moovit.

Según este informe, que analiza el impacto y la evolución de las nuevas fórmulas de movilidad en la sociedad entre más de 8.000 españoles encuestados, los conductores se muestran mayoritariamente partidarios de endurecer las sanciones a aquellos usuarios de la vía que infrinjan gravemente la normativa de tráfico. Destaca, además, la gran tolerancia ante la posibilidad de reducir la tasa de alcohol al volante a 0,0, ante la posibilidad de implantar el seguro obligatorio para ciclistas, o incrementar el número de radares fijos en vías secundarias.

De la misma forma, este estudio revela la percepción del trabajador español acerca de la escasa implicación de sus empresas en la formación sobre seguridad vial. Así, mayoritariamente se reclama la implantación de planes de prevención de riesgos laborales al volante, así como la aplicación de medidas que permitan reducir el tiempo que los trabajadores dedican diariamente en sus desplazamientos a sus puestos de trabajo.

Según la directora general de PONS Seguridad Vial, Shara Martín, “el estudio evidencia que aunque todas las empresas tengan planes de prevención en riesgos laborales, poco más del 10% de los trabajadores reconoce haber recibido cursos de seguridad vial en su entorno laboral, cuando en 2016 más del 30% de los accidentes de trabajo fueron mortales. La mayoría de conductores no ha vuelto a recibir ningún tipo de enseñanza relacionada desde que se sacó el carnet, por lo que entendemos que el reciclaje de conductores es una magnífica herramienta para mejorar la seguridad vial, y la empresa, el entorno más adecuado”.

Respecto a la inminente llegada del coche autónomo, los datos del estudio “Españoles ante la Nueva Movilidad” reflejan un claro cambio de tendencia respecto a los datos arrojados hace solo un año. Si entonces uno de cada tres encuestados confiaba lo suficiente en esta nueva alternativa de movilidad, actualmente la mitad de los españoles se muestra partidario de la tecnología de autopilotaje. Entre los más jóvenes, el 63% de los encuestados ya cree en el coche autónomo, aunque por otro lado aumenta la desafección en lo que a pertenencia del automóvil se refiere.

Según el director general de AutoScout24 España, Gerardo Cabañas, “los datos de nuestro estudio ponen de manifiesto que el coche autónomo se va ganando la confianza del usuario. Aunque existen todavía incertidumbres, lo cierto es que se producen avances muy rápidos, incluso en el marco legislativo. Es más, el propio pleno del Congreso instaba recientemente al Gobierno a aplicar los cambios necesarios para legalizar el uso de coches autónomos en España y fomentar que la industria se reconvierta para impulsar la producción en serie de estos coches. Es decir, estamos cada vez más cerca de que su uso se extienda al particular”.

Por su parte, la CEO de Womenalia, María Gómez de Pozuelo, apunta que “las mujeres se muestran mucho más interesadas por el coche autónomo que los hombres. Es verdad que les gusta menos conducir y, cuando lo hacen, muestran un mayor nivel de estrés que ellos. De hecho, más del 60% no tienen carné de conducir, de manera que esta tecnología puede aportarnos más libertad de movimiento”.

La motocicleta es también protagonista en las consecuencias de este informe, especialmente en cilindradas de hasta 125 cm3 ya que, al poder conducirse con el permiso B con tres años de antigüedad, se consolida como una alternativa de movilidad cada vez más valorada para reducir las congestiones de tráfico y por la aparición de nuevas iniciativas de moto-sharing.

Para el director de Autofácil, Juan Hernández-Luike, “hay que trabajar mucho también en mejorar la formación en seguridad vial para motos porque se van a convertir pronto en grandes protagonistas por ser más asequibles, tener un mantenimiento más barato y ser medioambientalmente menos perjudiciales en un momento en el que se tiende a restringir el uso de coche privado. Su posibilidad de llegar de puerta a puerta, pero con un alcance mucho mayor que las bicicletas le dan a las dos ruedas con motor de combustión o eléctricas un futuro prometedor, pero hay que tener cuidado para que ese mayor uso no se traduzca en una mayor siniestralidad”.