Inicio / Noticias / Ecologia / El hidrógeno, la apuesta de Toyota como combustible del futuro
hidrógeno Toyota Mirai

El hidrógeno, la apuesta de Toyota como combustible del futuro

Desde la aparición del Prius en 1997, Toyota ha sido la marca que más ha contribuido a popularizar los coches híbridos. Y, ahora, pretende repetir la hazaña con el hidrógeno.

Para ello, el Toyota Mirai, la primera berlina de hidrógeno fabricada en serie a nivel mundial, es la punta de lanza de un proyecto que pretende ir más allá del propio automóvil.

Las razones que han llevado a la marca nipona a apostar por el hidrógeno son de peso. Para empezar, se trata de una una fuente de energía prácticamente ilimitada. Además, se puede almacenar, transportar y utilizarse en entornos muy diferentes como los coches, el transporte de mercancías, la climatización de edificios…

Centrándonos en los automóviles, cabe destacar que el hidrógeno es un medio limpio y eficiente para producir electricidad. De hecho, el único residuo que genera es vapor de agua y, además, no se ve afectado por los problemas de suministro del petróleo. Desde luego, parece un combustible lógico si lo que se pretende es tratar de descarbonizar el transporte.

Y el ejemplo de lo que se puede conseguir con esta tecnología es el Toyota Mirai. Esta berlina comenzará a fabricarse a finales de 2020 e incorporará importantes mejoras respecto a su antecesor. El nuevo Mirai contará con propulsión trasera y su autonomía llegará hasta 500 kilómetros, gracias a la incorporación de tres nuevos depósitos de hidrógeno. Es decir, será un 30% superior que la de su predecesor.

Por otro lado, aunque el Mirai es la punta de lanza de la estrategia de Toyota en torno al hidrógeno, en los últimos años la compañía ha llevado a cabo otros proyectos. Como por ejemplo, el camión de pila de combustible diseñado por Toyota en Estados Unidos o el Energy Observer, la primera embarcación a base de hidrógeno del mundo.

Te puede interesar

Neutralidad carbono

El 7% del parque automovilístico español será neutro en carbono en 2030

La electrificación en España avanza más lento de lo que sería aconsejable, por lo que …