Inicio / Reportajes / Automóvil / Por qué los coches eléctricos usan neumáticos más pequeños
Por qué los coches eléctricos usan neumáticos más pequeños

Por qué los coches eléctricos usan neumáticos más pequeños

Aunque muchos de los actuales coches eléctricos tienen una apariencia muy similar a los que cuentan con motor de combustión -muchos, de hecho, se desarrollan sobre las mismas plataformas-, hay multitud de diferencias entre ellos. Una de las más llamativas es la de los neumáticos. ¿Por qué son más pequeños?

Un coche eléctrico no es solo un vehículo al que se le ha sustituido una fuente energética (el motor de combustión) por uno eléctrico. Además de este detalle, cuentan con cientos de metros de cableado adicional, y lo más importante, con un conjunto de baterías que aportan gran peso al vehículo.

Por este motivo, prácticamente todos los modelos eléctricos que se comercializan en la actualidad cuentan con neumáticos de medidas especiales, capaces de soportar el peso adicional del coche, pero al mismo tiempo, de transmitir todo el par, es decir, la potencia que proviene del tren de potencia, al asfalto para moverse sin perder rendimiento.

Así, estos neumáticos para vehículos eléctricos se caracterizan principalmente por ser más altos y contar con una banda de rodadura -la superficie de neumático que está en contacto con el asfalto- mucho más estrecha. De esta forma, se consiguen los dos objetivos principales que hemos enumerado antes, pero también reduciendo la rumorosidad que se provoca por su roce con el asfalto y que se filtra al habitáculo.

Por qué los coches eléctricos usan neumáticos más pequeños

Es importante recordar, en todo caso, que al utilizar un coche eléctrico, el usuario siempre percibirá de una forma más directa esta rumorosidad o ruido de rodadura, ya que el motor no emite ruido alguno -un leve zumbido-. Para disminuir aún más este sonido, los fabricantes de neumáticos añaden a sus productos una inyección de espuma al compuesto de la goma.

El compuesto no es la única diferencia respecto a un neumático convencional. Al partir de su diseño, se brinda una mayor capacidad de carga para que el peso adicional de la batería no lastre su rendimiento ni comprometa su integridad. Además, tanto el dibujo como el compuesto de la banda de rodadura son específicos para propiciar un mayor ahorro al generar un menor consumo de energía y, por tanto, una mayor autonomía.

Volviendo al tamaño, ¿cómo beneficia el diseño de un neumático más pequeño a un coche eléctrico? Al ser más estrechos se reduce directamente la cantidad de caucho en contacto con el suelo, con lo que se compromete menos la aerodinámica y se mejora la resistencia al avance.

Te puede interesar

Uno de los emblemas de BMW, el Z3, cumple 25 años

Uno de los emblemas de BMW, el Z3, cumple 25 años

En el mundo de la automoción son muchos los modelos que, de una forma o …