Inicio / Coches / Estos son los coches a los que les afectarán las restricciones de tráfico en 2023
restricciones-de-trafico

Estos son los coches a los que les afectarán las restricciones de tráfico en 2023

Tres de cada cuatro vehículos en España verán restringida su circulación en ciertas ciudades a partir de enero del año que viene debido a la nueva Ley de Cambio Climático

Desde 2016, con el nacimiento de los distintivos medioambientales de la Dirección General de Tráfico (DGT), la forma de circular comenzó a cambiar en España. Y ahora, tanto municipios, como usuarios y empresas del sector tienen que pisar el acelerador para adaptarse a las nuevas limitaciones de tráfico y movilidad que arrancan el 1 de enero de 2023, medidas que afectarán a casi 4 millones de vehículos.

¿Qué recoge la nueva ley?

Dentro de unas pocas semanas entran en vigor las restricciones de movilidad de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética. Entre muchas de sus directrices, la nueva norma señala que todos los municipios en territorio nacional que tengan más de 50.000 habitantes tendrán que establecer Zonas de Bajas Emisiones (ZBE) para mitigar la contaminación del aire. Se trata de una medida para llegar al plazo y objetivo europeo de un 2050 sin vehículos de combustión interna y sin emisiones de CO2.

La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, explicó que la finalidad de la ley es “contribuir a reducir un 35% el tráfico en estas zonas”, ya que en España “el 27,5 % de las emisiones de gases de efecto invernadero proceden del transporte, cinco puntos más que la media europea”. Hasta ahora, Madrid y Barcelona eran las ciudades con más restricciones de la movilidad; pero, ahora, de acuerdo a los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), serán 149 localidades las que tendrán ZBE. Se trata de municipios y ciudades donde residen un total de 25 millones de personas, es decir, el 53% de los españoles.

¿A qué coches les afectará?

La implantación de las fórmulas para mitigar la contaminación procedente de los medios de transporte será competencia de los ayuntamientos y se basarán en los distintivos medioambientales de la DGT. Para comprobar cuál es el adecuado para cada coche, la DGT ha facilitado este portal y la clasificación va de menos a más contaminante, siendo el orden Azul o Cero Emisiones, Eco, C, B o no tiene etiqueta (A).

Así pues, la nueva ley repercutirá, sobre todo, a aquellos vehículos que no tengan etiqueta ambiental de la DGT (categoría A). Sin embargo, los automóviles con etiqueta B y C también pueden verse afectados por estas limitaciones; como, por ejemplo, ocurre en Madrid Central, donde estos vehículos únicamente pueden entrar para aparcar. La etiqueta B es de todos los vehículos de gasolina matriculados a partir de 2011 que cumplen con Euro II y los diéseles de 2006 o Euro IV y Euro V; mientras que la C es para gasolinas matriculados en 2006 o con Euro XI, V o VI y diéseles de 2015 que cumplen con el Euro VI.

La principal preocupación de los ciudadanos reside en que el parque móvil nacional continúa dominado por modelos contaminantes y con los distintivos A, B y C. Tal y como se señala desde el último estudio de MSI para Sumauto, el 75% de los vehículos que circulan por ciudades de más de 50.000 habitantes todavía es de combustión, con etiquetas A, B y C. De hecho, la DGT cifra en 6,16 millones los vehículos sin distintivo en España, un 25% de todos los coches matriculados.

Por tanto, teniendo en cuenta que, por esta ley, los coches con estas etiquetas tendrán acceso restringido en ciertas ciudades y que son más de 11 millones y medio de vehículos los que circulan por los municipios que en 2023 tendrán que disponer de ZBE, en las próximas semanas tres de cada cuatro coches verán comprometida su circulación.

El renting, clave para la electrificación del parque

Expertos aseguran que es necesario acelerar el proceso de electrificación del parque automovilístico nacional para llegar a los plazos fijados por Europa. Sin embargo, son muchos los desafíos que enfrenta esta transición, tales como la falta de infraestructura de recarga, la incertidumbre normativa y el elevado precio de los vehículos eléctricos. Frente a estos retos, el renting se ha convertido en un sector clave para la movilidad sostenible ya que le permite a los conductores disfrutar de un vehículo de energías alternativas sin necesidad de realizar un importante desembolso inicial y sin tener que comprometerse a largo plazo con él.

De hecho, de acuerdo con la Asociación Española de Renting de Vehículos (AER), a octubre de 2022, se han matriculado en renting 18.341 unidades de las distintas modalidades de electrificados (eléctrico puro, de autonomía extendida, híbrido enchufable gasolina e híbrido enchufable diésel), lo que supone el 8,95% del total de las matriculaciones en renting y un crecimiento del 8,05% en relación con los datos a octubre de 2021. De su lado, las 66.073 unidades matriculadas de electrificados en el total del mercado representan un 8,45% del total de matriculaciones. El peso que aporta el renting a las matriculaciones totales de electrificados es del 27,76%.

Te puede interesar

Hyundai celebra su 30 aniversario

Hyundai celebra su 30 aniversario en España con una edición especial

Hyundai celebra su 30 aniversario y pone a la venta una gama especial N Line …