Inicio / Coches / Mercedes EQE SUV, ¿el mejor SUV eléctrico?
Mercedes-EQE-SUV

Mercedes EQE SUV, ¿el mejor SUV eléctrico?

La familia de coches eléctricos del fabricante alemán Mercedes-Benz continúa creciendo y, por ello, el conjunto de la subfirma Mercedes-EQ, íntimamente relacionada con la movilidad más ecológica y que engloba tanto a los coches eléctricos como a las versiones híbridas enchufables, ha dado luz verde al Mercedes EQE SUV, la última propuesta de la marca destinada a aquella clientela que busca un SUV de lujo mientras se lanza hacia la movilidad 100% eléctrica.

Este modelo, que irrumpirá en el mercado en 2023, aunque ya ha sido presentado al detalle, llega tan solo algunos meses después de que se produjera la presentación a la prensa del Mercedes EQE, una variante igualmente eléctrica, pero con una carrocería más alta y una mayor habitabilidad interior que pretende completar aún más la oferta para clientes finales.

Características del Mercedes EQE SUV

En este caso, nos encontramos con un SUV de segmento E que se tendrá que ver las caras con modelos como el Lexus RZ o el Polestar 3, además de tener que competir con el resto de alternativas de la propia marca. Con una longitud de 4.86 metros, el Mercedes EQE SUV entra de lleno en un segmento en clara expansión.

Con el nuevo EQE SUV, Mercedes brinda una opción eléctrica y equivalente con el GLE, disponible con versiones diésel, gasolina e híbrido enchufable. De esta forma, el nuevo el EQE SUV es la versión con carrocería de tipo todocamino, con una mayor altura libre al suelo con un habitáculo más amplio y versátil y, por tanto, con más posibilidades de utilización que un EQE. Mientras que su interior, su cuadro de instrumentos y el salpicadero es el mismo que el empleado en el EQE, su habitáculo es diferente, incluyendo la opción de elementos como el sistema Hyperscreen, que se extiende desde la instrumentación digital hasta el lado del copiloto, agrupando tres pantallas bajo el mismo panel.

El SUV de los germanos también contará con toda la carga tecnológica: sistema MBUX de inteligencia artificial, sugerencias de tareas pendientes, avisos de cumpleaños o sugerencias ligadas al confort, como activar la calefacción del asiento cuando se activa la del volante si se detecta que esto se hace regularmente.

Mayor comodidad en su interior

Así, la digitalización y el espacio son los grandes protagonistas en este caso, en un interior pensado para que cinco personas puedan viajar muy cómodamente. Por su parte, su maletero tiene entre 520 y 580 litros de capacidad, mejorando considerablemente el maletero del EQE, que se conforma con 430 litros.

En su aspecto mecánico, hay algunos cambios importantes en lo que se refiere a su sistema de tracción, y mientras que la berlina solo está disponible con variantes de propulsión trasera, en el SUV hay dos opciones de tracción 4 Matic en su gama.

La versión de acceso del SUV es la 350, que aporta un solo motor en el eje trasero y, por ello, propulsión trasera con una potencia de 292 CV, mientras que la versión 500 alcanza los 408 CV, alimentados por una batería de 90 kWh de capacidad útil. Admite recargas de hasta 170 kW en corriente continua y hasta 22 kW en alterna, lo que le permite pasar del 10 al 80% de autonomía en 30 minutos en condiciones ideales. El Mercedes EQE SUV con mayor autonomía es el EQE SUV 350+ con llantas de aleación de 19 pulgadas, que alcanza los 590 km en condiciones de homologación. En el extremo opuesto, los 459 kilómetros de la versión 350 4MATIC con llantas de 22 pulgadas.

Este vehículo ofrece una autonomía homologada de 459 km en la versión 350 4Matic, mientras que la variante de acceso de propulsión trasera, la más eficiente de la gama, alcanza los 590 km de autonomía homologada. Estos valores demuestran que, con respecto a las variantes equivalentes de la berlina, la autonomía se reduce en torno a unos 40 km consecuencia del mayor peso y la peor aerodinámica en relación con la berlina.

La versión SUV del Mercedes EQE llega con todas las ayudas ADAS y sistemas de seguridad posibles, encontrándonos el sistema de asistencia al límite de velocidad, de mantenimiento en el carril, frenada de emergencia, monitorización de la atención del conductor o ayuda al estacionamiento con cámara de macha atrás. Unas ayudas que se amplían en los paquetes opcionales superiores.

En definitiva, los EQE SUV firmados por AMG se diferenciarán del resto de la gama por su puesta a punto específica y su diseño exclusivo, tanto por dentro como por fuera, fabricándose en la planta de Mercedes-Benz de Tuscaloosa, situada en Alabama, Estados Unidos. En cuanto a su comercialización, cabe recalcar que aún no hay precios oficiales, pero se espera que las primeras unidades lleguen a los concesionarios en torno a abril de 2023.

Te puede interesar

solución-para-la-movilidad

El renting, la solución para la movilidad del siglo XXI

En esta tribuna de opinión, publicada por la revista Influencers, Antonio Cruz, subdirector general de …