Inicio / Noticias / 1,5 millones de coches, con defectos graves en los neumáticos
1,5 millones de coches, con defectos graves en los neumáticos

1,5 millones de coches, con defectos graves en los neumáticos

Los neumáticos son el único elemento del vehículo que permanece en contacto con la calzada durante todo el uso del vehículo. A pesar de su importancia, un estudio elaborado por el RACE y Goodyear apunta a que más de 1,5 millones de usuarios aún circulan con sus vehículos con defectos graves en los neumáticos, hasta convertirse en un auténtico riesgo para el resto de los usuarios de la vía.

Este estudio revela también un importante dato, y es que casi la mitad de los conductores españoles, un 46%, reconoce no prestar la debida atención al estado de sus neumáticos, ni en cuanto a mantenimiento, ni en las labores más básicas de revisión de su presión al menos una vez al mes.

En cuanto a los defectos más importantes que presentan los usuarios destaca un “desgaste irregular excesivo” en la banda de rodadura (51%), mientras que el 1% acumula anomalías en su estado, tales como ampollas, deformaciones, roturas o signos que evidencian el despegue de alguna capa en los flancos o la banda de rodadura. Por último, este estudio revela también que el 14% de los usuarios que contaban con errores en sus neumáticos tenían un dibujo cuya profundidad resultaba inferior a los 1,6 milímetros que establece la ley.

Para evitar sufrir daños de importancia en el neumático resulta especialmente importante la prevención y el mantenimiento de los mismos. Por eso, resulta importante comprobar al menos una vez al mes su presión, y siempre antes de comenzar un viaje largo. Circular con la presión adecuada contribuye directamente a la seguridad, reduce el riesgo de dañar los neumáticos y ayuda a ahorrar combustible. Por el contrario, llevar una presión excesiva desgastará la parte central de la banda de rodadura con mayor rapidez, mientras que si la presión es insuficiente, se producirá un desgaste irregular y se reducirá la superficie de contacto.

Es importante también vigilar con cierta frecuencia la banda de rodadura. Su profundidad nunca debe ser inferior al límite legal de 1,6 mm, siendo aconsejable su cambio cuando la profundidad del dibujo sea inferior a 3 mm. En este sentido, cabe recordar que circular con neumáticos por debajo del límite legal conlleva una sanción económica de 200 euros, e incluso la inmovilización del vehículo si se verifica que el desgaste del neumático es grave.

En las revisiones oculares de los neumáticos es importante intentar localizar cualquier posible daño en la goma: bultos, roces o pequeños cortes, que pueden aparecer con el paso del tiempo. Si esto sucede, resulta trascendental cuanto antes el neumático y su pareja.

Te puede interesar

Skoda desarrolla un sistema para dar una segunda vida a las baterías eléctricas

Skoda ha desarrollado un sistema de almacenamiento de energía inteligente, que servirá, entre otras cosas, …