Inicio / Coches / La Peugeot e-Expert estrena variante de hidrógeno
La Peugeot e-Expert estrena variante de hidrógeno

La Peugeot e-Expert estrena variante de hidrógeno

Apenas unos días después de que Peugeot presentase la variante 100% eléctrica del Expert, uno de sus comerciales ligeros más populares, la marca francesa acaba de anunciar la versión cero emisiones que utiliza pila de hidrógeno como fuente de energía para su propulsor eléctrico.

La nueva e-Expert Hydrogen no destaca, en lo estético, respecto a cualquiera de las demás versiones. Solo el logo Hydrogen y las bocas de recarga (tanto de hidrógeno como eléctrica), que se colocan en las aletas delantera y trasera izquierda respectivamente, dejan claro que se está ante un modelo impulsado por pila de combustible de hidrógeno.

Este nuevo modelo está basado en la plataforma EMP2, y estará disponible en dos tamaños, Standard y Long, con las mismas capacidades que sus versiones homólogas impulsadas por motores térmicos y eléctricos. Esto es, 6.100 litros de volumen de carga, hasta 1.100 kg de carga útil y hasta 1.000 kg de capacidad de remolque.

En su interior también ocurre lo mismo, ya que la versión de pila de hidrógeno comparte disposición y elementos que ya se han visto en el resto de versiones. Específicamente para el e-Expert Hydrogen se ha adaptado la instrumentación para ofrecer información sobre el nivel de hidrógeno y la carga de la batería eléctrica.

Además del hidrógeno, este modelo utiliza una unidad eléctrica de 100 kW (equivalentes a 136 CV), con un par de 260 Nm de par, así como una batería de 10,5 kWh de capacidad, y de tres bombonas de hidrógeno con una capacidad, gracias a las cuales, el e-Expert Hydrogen alcanza una autonomía de hasta 400 km.

El sistema de propulsión que utiliza, que Peugeot denomina “mid-power plug-in hydrogen fuel cell electric” funciona en varias fases. Para la puesta en marcha y circulación a baja velocidad, la batería de alta tensión proporciona al motor eléctrico la energía necesaria. A velocidad estable, la pila de combustible proporciona la energía eléctrica directamente al motor. En aceleración, adelantamientos y cuestas, la pila de combustible y la batería de alta tensión se complementan para proporcionar energía conjuntamente al motor eléctrico. Por último, en las fases de frenada y desaceleración, el motor eléctrico permite la recarga de la batería de alta tensión.

Para llenar los tres tanques de hidrógeno solo son necesarios tres minutos, mientras que para la batería, en una estación de 11 kW se necesita menos de una hora para una carga completa, tiempo que asciende hasta las 3 o a las 6 horas si se recarga en una toma reforzada de 16 A y una toma estándar de 8A respectivamente.

Te puede interesar

ALD Automotive sella una alianza con Ozone Drive para reducir las emisiones de las flotas y los costes de combustible

A través de este acuerdo, ALD amplía sus servicios de consultoría y emitirá un “Informe …