Publicado el: 9 noviembre de 2016

El Grupo PSA establecerá un nuevo protocolo para medir el consumo de sus vehículos

El Grupo PSA establecerá un nuevo protocolo para medir el consumo de sus vehículosEl grupo automovilístico francés PSA acaba de dar a conocer un nuevo protocolo de medición de consumo de combustible que implica unos métodos que arrojan datos cercanos a la realidad. Éste ha sido creado por Transport & Environment, France Nature Environment, Bureau Veritas y el propio Grupo PSA a raíz de las numerosas críticas sobre la veracidad de las últimas homologaciones. Hay que recordar que Peugeot-Citroën ya publicó el pasado mes de julio el consumo real de 28 de sus modelos.

Con esto, lo que la compañía gala pretende es determinar los medios y métodos que han de utilizarse para calcular el consumo mixto de manera fiable. El protocolo se divide en tres fases diferentes: selección y verificación del vehículo, circulación y toma de datos y tratamiento posterior de los resultados de las mediciones obtenidas. Además, las pruebas deben realizarse en vías abiertas a la circulación, con conductores no profesionales y en condiciones reales de conducción; es decir, con equipaje, pasajeros, desniveles del terreno, la climatización activada, etc.

En dicho proceso participan activamente la ONG, que se encarga de la escoger los vehículos y de validar los resultados, y el organismo de certificación, cuya labor es la de garantizar la transparencia de todo lo relacionado con las mediciones. Para todas las tareas se utiliza material específico y, a poder ser, nuevo; asimismo, el kilometraje óptimo recorrido por los coches a evaluar se sitúa entre los 3.000 y los 20.000 km.

Las pruebas incluirán también una toma inicial de datos en la que figurarán las presiones de los neumáticos, diversos pesos -con adultos, niños, ambos, con equipaje, sin él, etc.- o temperaturas, entre otros. El recorrido, por su parte, se realizará en un 24,7% en ciudad, en un 42,9% en carretera y en un 32,4% en autopista, completando de esta forma 92,3 km en total. Ambas marcas incluirán este mismo mes en sus portales web el consumo real de otros 10 modelos e intentarán que antes de que comience el próximo año la lista esté formada por, como mínimo, 50 coches.

En definitiva, se trata de acercar al máximo las pruebas a un uso cotidiano del automóvil. Para terminar, el cálculo de los g/km de CO2 emitidos se obtendrá basándose en los l/100km consumidos en las pruebas.