Publicado el: 31 marzo de 2017

¿Cómo mejorar la conducción en ciudad?

¿Cómo mejorar la conducción en ciudad?El tráfico de la ciudad, en especial en núcleos urbanos grandes, genera en los conductores estrés y agresividad, distracciones en la atención, fatiga y cansancio. Además de estos síntomas, circular por vías urbanas incrementa nuestras actitudes agresivas al volante, con la realización de maniobras que pensamos que pueden generarnos ahorro de tiempo.

El consumo de nuestros vehículos en vías urbanas aumenta hasta un 20% del consumo normal, y los neumáticos, aceite y otros componentes del vehículo se deterioran a un ritmo más rápido. A pesar de que nuestra percepción indique que en ciudad se producen menos accidentes que en otras vías, la realidad es diferente. En ciudad se producen gran número de colisiones y de atropellos, algo que no ocurre en otras vías con tanta frecuencia.

Peatones

Hemos de considerar que no todos los peatones cumplen las normas de circulación, y en el momento menos esperado podemos encontrar a un viandante en el medio de la carretera. A una velocidad de 50 km/h el desplazamiento del vehículo en caso de frenada es de más de 10 metros, y cualquier distracción puede hacer que no frenemos a tiempo. ALD Automotive recuerda la importancia de mantener la vista atenta al entorno y alzar nuestra mirada más allá del frontal de nuestro vehículo.

Semáforos

Es importante recordar que en ciudad encontraremos semáforos que regulan el tráfico en los diferentes cruces y pasos de peatones. Es importante detener nuestro vehículo cuando la indicación luminosa se muestre en ámbar.

Bicicletas

Debemos prestar especial atención a las bicicletas, un vehículo que ha incrementado su presencia en las carreteras de nuestras ciudades en los últimos años. Es importante respetar la separación de 1,5 metros con el ciclista para garantizar su seguridad.

Cruces

En relación a los cruces de vías, recordar que tenemos que fijarnos en la señalética de la vía, en primer lugar, en la vertical y posteriormente en la horizontal. En caso de no existir señalización, la preferencia será del vehículo que circule desde la derecha.

Aunque sin duda, las intersecciones que más dudas generan en los conductores a la hora de circular son las rotondas. Las de un carril no generan mayor problema, pero las de dos o más carriles generan dudas a la hora de conducir. Para abandonar una rotonda debemos hacerlo desde el carril exterior, nunca desde uno de los interiores directamente. Ante la duda, es recomendable dar una vuelta completa e ir abandonado progresivamente los carriles.

ALD Automotive recuerda la importancia de prestar atención a los puntos ciegos del vehículo para asegurar que no existen vehículos de menor tamaño como motocicletas o bicicletas.