Inicio / Curiosidades / Mecánica / Apurar el depósito de combustible puede generar averías en tu coche

Apurar el depósito de combustible puede generar averías en tu coche

¿Eres de los que habitualmente conduce con la luz de la reserva encendida? No es buena idea. Apurar el depósito de combustible puede generar averías en tu coche.

 

Los precios de la gasolina y el gasóleo no paran de subir y muchos conductores tienen por costumbre apurar el depósito de su vehículo al máximo. Pero circular con la luz de la reserva encendida como hábito tiene consecuencias. Apurar el depósito de combustible puede generar averías en tu coche.

Cuando el testigo que indica que el coche entra en reserva significa que todavía nos queda entre el 10 y el 15 por ciento del depósito. En circunstancias normales, a nivel práctico le restan menos de 100 o de 50 km, según los modelos, que son más que suficientes para llegar a la estación de servicio más cercana. Y muchos conductores tienen como hábito esperar a que el coche nos lo indique para volver a repostar.

Pero hay varios elementos que sufren. El más afectado, la bomba de combustible. Se trata del encargado de transportar la gasolina o el gasóleo hasta el sistema de inyección. Esta bomba trabaja por succión y necesita un flujo constante, flujo que cuando el nivel del depósito está bajo ya no es constante, y empieza a entrar aire. Esto obliga a la bomba a hacer un sobreesfuerzo. Con lo cual se acorta su vida ya que comienza a deteriorarse antes de tiempo. Cuando el nivel de combustible es excesivamente bajo, la bomba va a ir absorbiendo los sedimentos que se quedan en el fondo del depósito, pudiendo llegar a atascarla.

Más elementos

No solo la bomba de combustible, también el filtro presente en la propia bomba. Aquí se depositan todas las impurezas, y cuando el nivel del combustible es bajo, la concentración de residuos aumenta y se puede llegar a obstruir. Pero también sufrirán los inyectores, encargados de suministrar el combustible en la cantidad y el flujo correctos. Se producirá falta de presión y generará deficiencias que produzcan un sobrecalentamiento.

En los motores diésel el problema es mayor ya que el gasóleo tiene menos densidad y son más sensibles al agua que se forma por la condensación.

Lo recomendable es no dejar el nivel de combustible por debajo del 20 por ciento. Solo así garantizaremos que la bomba siempre funcione en buenas condiciones.

Te puede interesar

renting coches particulares

Renting para particulares: ¿cuándo es rentable?

Pese a que el canal particular ha ido aumentando su peso en el renting, todavía …