Inicio / Reportajes / Automóvil / Así serán los vehículos con conducción autónoma de niveles 3 y 4
Así serán los vehículos con conducción autónoma de niveles 3 y 4

Así serán los vehículos con conducción autónoma de niveles 3 y 4

Los coches con conducción autónoma están cada vez más cerca de hacerse una realidad en nuestras calles. Los avances tecnológicos, en este sentido, no cesan, y ya son muchas las marcas que experimentan con tecnologías que permitirán, en breve, llegar a niveles 3 y 4 de autonomía.

De acuerdo con la Sociedad de Ingenieros de Automoción (SAE), existen hasta cinco niveles posibles de conducción autónoma, en función de cómo los sistemas de asistencia del vehículo necesitan más o menos intervención del usuario final para funcionar correctamente.

Muchos de los vehículos actuales, que ya incorporan sistemas ADAS de asistencia a la conducción, disfrutan de un nivel 2 de conducción autónoma, ya que pueden, por ejemplo, frenar en situaciones de emergencia, acelerar, mantener la distancia respecto al vehículo que les precede, mantenerse o cambiar de carril por sí mismos.

El salto al nivel 3 de conducción autónoma, el próximo paso

Conducción autónoma

Frente a este nivel 2, asequible en la actualidad para muchas marcas, el nivel 3 supone un importante paso adelante en lo que a conducción autónoma se refiere. En este sistema, una vez que se inicia la asistencia, el conductor no necesita poner las manos en el volante ni realizar ninguna función relacionada con la conducción, y ni siquiera supervisarla. Solo debe estar alerta para intervenir si el sistema entiende que se encuentra ante una situación de riesgo que no puede solucionar por sí mismo.

En este nivel tecnológico, son los sensores presentes en el vehículo los que determinan en qué momento es necesario intervenir, o cuándo el coche puede circular de forma autónoma sin necesidad de la participación del usuario. Debido a la importancia de estos sensores, la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) solicitó a las autoridades europeas que se ponga de relevancia la necesidad de calibrar cada cierto tiempo los sistemas ADAS presentes en el vehículo, para así mantener su eficacia. Carglass es, en este sentido, el único especialista en cristalería de nuestro país que dispone de la tecnología necesaria para hacer este recalibrado.

Honda ha sido una de las primeras marcas en poner en la calle unidades equipadas con nivel 3 de asistencia. Su sistema Sensing Elite, presente en el Honda Legend, cuenta con el nuevo “Traffic Jam Pilot”, la primera reconocida como automatizada de nivel 3 por las autoridades japonesas, y que puede conducir el automóvil bajo determinadas condiciones sin participación humana, como por ejemplo en atascos de tráfico.

Este nuevo sistema de Honda es capaz de saber con precisión dónde se encuentra el vehículo en todo momento y las condiciones de la vía gracias a los datos de mapas tridimensionales de alta definición, del propio navegador GPS del vehículo y de distintos sensores externos presentes, por ejemplo, en el parabrisas, que son capaces de detectar el entorno a 360º del vehículo. Además, mediante una cámara presente en el vehículo, monitoriza al conductor, y lleva a cabo predicciones y decisiones, gracias a las cuales controla la aceleración, la frenada y las indicaciones de dirección para ayudar al conductor a conseguir una conducción más fluida y segura.

A diferencia de los niveles de conducción autónoma 4 y 5, cuando el sistema, que solo puede funcionar por debajo de 50 km/h, encuentra una situación peligrosa, avisa al conductor para que tome el volante. Si no lo hace, el sistema asiste en la deceleración y detiene el vehículo, al tiempo que alerta al resto de conductores en la vía con las luces de emergencia y el claxon.

Esta no es, sin embargo, la única experiencia de la industria en conducción autónoma. Desde finales de 2020, cualquier persona puede experimentar un viaje en un taxi autónomo en la ciudad de Phoenix (EE.UU.), donde Waymo tiene una flota de taxis abierta al público. Según la compañía, entre el 5 y el 10% de sus viajes ya son sin conductor. Se trata, así, de la primera experiencia de nivel 4 de conducción autónoma, ya que, aunque no requieren de un conductor para su uso, sí disponen de volante, pedales y demás elementos del vehículo para que un conductor tome el control si es necesario.

Te puede interesar

Descapotable y de segunda mano, una opción para la primavera

Descapotable y de segunda mano, una opción para la primavera

La llegada del buen tiempo con la primavera supone el momento perfecto para disfrutar de …