Publicado el: 8 diciembre de 2016

China abandona su proyecto de autobús elevado para evitar atascos

China abandona su proyecto de autobús elevado para evitar atascosEl pasado mes de mayo fue presentado un autobús chino que ´volaba´ por encima de los coches. Tras su estreno hace unas semanas, ha sido abandonado. Este medio de transporte -al que se bautizó como TEB, siglas de Transit Elevated Bus– se basa en una plataforma situada un piso superior al de la circulación de los coches y que para desplazarse utilizaba unos raíles instalados en la calzada similares a los que utilizan los tranvías -aunque equipa neumáticos-.

Su capacidad máxima está cifrada en 300 personas y puede circular a una velocidad máxima de 65 km/h. Y a pesar de que se presumía como una solución inteligente ante los atascos, el vehículo se encuentra actualmente en desuso en la población china de Qinhuangdao.

Está parado en el lugar donde se iniciaron las primeras pruebas, debajo de un cobertizo y en un estado de completo abandono; vigilado únicamente por el personal de seguridad privada de la zona. Allí podrá estar hasta agosto de 2017, cuando seguramente se convierta en un alocado invento del pasado.

Entre los inconvenientes que han favorecido su reciente estado de ostracismo está su altura, de 2,7 m con respecto al suelo -cuando la ley en China permite circular a vehículos de hasta 4,2 m de altura-, la falta de una salida de emergencia y las dificultades de movimiento debido a su elevado peso y a la posibilidad de circular únicamente en línea recta.

Además, se especula con que los materiales de construcción utilizados no son de la suficiente calidad, y la publicación de una estafa gigante por parte de algunos medios de comunicación chinos espantó a los inversores, algo que significó su sentencia final.