Inicio / Noticias / Noticias Motor / Volkswagen incorpora la impresión 3D en la producción de sus vehículos
Volkswagen incorpora la impresión 3D en la producción de sus vehículos

Volkswagen incorpora la impresión 3D en la producción de sus vehículos

La marca alemana Volkswagen se ha convertido en el primer fabricante automovilístico en utilizar la tecnología de impresión 3D HP Metal Jet en el proceso de producción de sus vehículos. Esta tecnología es hasta 50 veces más eficiente que otros métodos de impresión 3D utilizados hasta el momento.

Para lograr esta integración en la fabricación en masa, Volkswagen ha contado con la colaboración del fabricante de impresoras HP y con el fabricante de componentes GKN Powder Metallurgy.

Según Martin Goede, director de Planificación y Desarrollo de Tecnología de Volkswagen, “la producción automovilística afronta grandes retos, ya que nuestros clientes esperan cada vez más opciones de personalización. Al mismo tiempo, crece la complejidad con la cantidad de nuevos modelos. Por esta razón, confiamos en tecnologías punteras para garantizar una producción fluida y rápida. La impresión 3D juega un papel especialmente importante en la fabricación de piezas individuales”.

De acuerdo con Volkswagen, cada uno de sus vehículos utiliza entre 6.000 y 8.000 piezas distintas. Sin embargo, hasta el momento, la impresora 3D sólo se podía utilizar para la producción especial de piezas individuales o prototipos. Pero ahora, gracias a la tecnología de aditivos 3D Metal Jet de HP se pueden incorporar un gran número de piezas impresas en 3D sin necesidad de desarrollar y fabricar con anterioridad las herramientas necesarias para producirlas. Por ello, se reduce notablemente el tiempo necesario en su producción.

Gracias a la colaboración de HP y GKN, Volkswagen puede incorporar ya elementos de diseño personalizables y en pequeñas series, como inscripciones en el portón trasero, pomos de cambio de marchas especiales o llaves con inscripciones personalizadas sin que ello cause un incremento en el esfuerzo para fabricarlo, o un sobrecoste importante para sus clientes.

Martin Goede, sin embargo, no cree que las impresoras 3D sustituyan, a corto plazo, a la producción tradicional. “A corto plazo no es probable que una impresora 2D pueda producir un vehículo completo, pero el número y el tamaño de las piezas salidas de una impresora 3D se va a incrementar de forma significativa. Nuestro objetivo es integrar partes estructurales impresas en la siguiente generación de vehículos tan rápido como sea posible. A largo plazo, esperamos un incremento continuado en número de unidades, tamaños de piezas y requisitos técnicos, hasta partes del tamaño de un balón de fútbol con más de 100.000 unidades al año”.

Te puede interesar

Skoda Scala

Skoda presenta su primer compacto, el Scala

Skoda, la firma de origen checo perteneciente al Grupo Volkswagen, ha presentado su primer modelo …

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies