Inicio / Noticias / Qué tipos de radares utilizará la DGT este verano
Radares verano

Qué tipos de radares utilizará la DGT este verano

La llegada del verano suele suponer un importante esfuerzo para la DGT en su intención de controlar que se cumplen los límites de velocidad en las carreteras españolas. Por ello, en esta ocasión contará con hasta seis diferentes tipos de radares.

Después de un año 2020 atípico en lo que a desplazamientos por carretera se refiere, 2021 promete presentar un importantísimo incremento en lo que a viajes se refiere. Por este motivo, la DGT ha querido recordar a los conductores españoles la relevancia de cumplir los diferentes límites de velocidad como forma para reducir la siniestralidad estival.

En este sentido, los radares serán, una vez más, la principal herramienta para vigilar los excesos de velocidad. Es de esperar que, ante el aumento de desplazamientos que se prevén para este verano, también crezcan de forma importante los accidentes. Por ello, Pere Navarro, director general de la DGT, ha anunciado la utilización de hasta seis tipos distintos de radares.

Según el dirigente, durante este verano estarán operativos más de mil radares: 374 fijos (cuya posición irá rotando), 62 de tramo, 557 móviles, a los que hay que sumar 12 helicópteros de tipo “Pegasus”. En total, se habilitarán 1.270 puntos de control en autopistas, autovías y carreteras convencionales.

De esta forma, durante estas vacaciones de verano funcionarán, de forma simultánea, hasta seis tipos de radares, que se distribuyen en los siguientes tipos:

  • Radares de pórtico. Colocados encima de la carretera, se componen de una antena que emite una señal, que “rebota” contra el vehículo en movimiento y regresa a la antena. La variación producida en la frecuencia de la onda permite al cinemómetro calcular la velocidad del vehículo en ese instante.
  • Radares de poste. Pueden estar basados en el mismo principio que el anterior, o bien utilizar tecnología láser, mucho más precisa. En ambos casos, se colocan en el lateral de la vía.
  • Cabinas laterales. Al igual que los anteriores, pueden utilizar la tecnología de radar convencional, o la láser. Estos últimos lanzan varios haces de luz transversales a la calzada. Cuando un vehículo los interrumpe, el dispositivo calcula su velocidad.
  • Vehículos. Este tipo de radar se instala en vehículos patrulla, bien aparcados o en movimiento, y son operados directamente por agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y de las policías locales o municipales.
  • Trípodes. Suelen estar colocados en el margen de la vía, con la operación directa de agentes de tráfico.
  • De tramo. Constan de dos o más cámaras que leen la matrícula del vehículo en la entrada del tramo y en su salida, calculando el tiempo que se emplea en completar su distancia. En función de este tiempo empleado se puede calcular la velocidad y detectar si se ha sobrepasado la máxima establecida en el tramo.

Además, la DGT cuenta también con los cinemómetros que se instalan en los helicópteros Pegasus o, más recientemente, en los drones de vigilancia. En ambos casos, la distancia a la que viajan los hace prácticamente indetectables.

Te puede interesar

matriculaciones julio

Las matriculaciones continúan en descenso en julio

Las matriculaciones de vehículos nuevos no terminan de remontar en nuestro país, ni siquiera a …