Inicio / Reportajes / Automóvil / Para qué sirven los modos de conducción
Modos de conducción

Para qué sirven los modos de conducción


La moda de los modos de conducción se ha arraigado en los últimos años y, en la actualidad, la mayoría de los coches equipan esta posibilidad, que permite cambiar los parámetros del vehículo y su respuesta. Los modos de conducción más típicos son: Eco, Confort o Normal y Sport o Dynamic.

Los coches de talante más deportivo tienen además del modo deportivo al uso, otro «más extremo». Este último se suele denominar Race, R o Sport Plus. Por el contrario, en los modelos de carácter más ahorrativo, y en los eléctricos, no es raro encontrar el modo de conducción Eco Plus.

Junto con los estipulados por la marca, hay en coches que el usuario puede crear su modo personal. En él, el conductor decide sobre distintos elementos del coche. Por ejemplo, se podría configurar el volante en tacto Sport, la suspensión en modo Confort y el acelerador en Eco.

Otro elemento que se asocia con los modos de conducción, son los sistemas de ayuda. El modo de conducción más deportivo suele ser más permisivo con sistemas como el ESP. Mientras, el modo confort y Eco, se asocia con una conducción más tranquila, y lleva activos todos los sistemas de ayuda a la conducción.

Modo ECO

Lo llevan cada vez más coches. Empobrece la respuesta del motor en pro del ahorro de combustible y, a veces, limita la velocidad máxima del vehículo.

Es aconsejable en zonas urbanas, donde la demanda a la mecánica es menor. Por el contrario, si se requiere de las máximas prestaciones del vehículo para, por ejemplo, hacer un adelantamiento, el coche tendrás menos fuerza.

Modo Confort o Normal

Es el modo que viene predefinido al arrancar el vehículo. Muestra un buen equilibrio entre gasto de combustible y prestaciones, y es el que un conductor medio suele utilizar en el día a día.

Las ayudas de conducción y los sistemas de seguridad están activos, aportando un plus de seguridad durante en la conducción. Su estabilidad general es buena, y el cuidado a los ocupantes del vehículo también es tenido en cuenta por la marca a la hora de definir sus parámetros.

Modo Sport o Dynamic

Es un modo del que hay coches que reniegan. Está pensado para sacar el máximo rendimiento mecánico y dinámico del vehículo, y es el que más enfocado está también al placer de la conducción.

En los vehículos de corte deportivo es sinónimo de permisividad en la conducción, ya que los sistemas de ayuda y de seguridad permiten un margen más amplio.

Te puede interesar

contaminacion

Emisiones e inmisiones no son lo mismo

Las restricciones de tráfico, zonas de bajas emisiones y protocolos por alta contaminación están constantemente …

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies