Inicio / Noticias / Cómo preparar el coche para el otoño
El mantenimiento de los vehículos con el comienzo del otoño

Cómo preparar el coche para el otoño

Con el cambio de estación es recomendable una revisión general del estado del vehículo: el buen funcionamiento de todos los elementos del automóvil es vital para mantener unas condiciones óptimas de seguridad ante la disminución de las horas de luz, el descenso de las temperaturas y el aumento de las precipitaciones

Aunque ya hace unos días que las temperaturas han comenzado a descender y la lluvia ha hecho acto de presencia, hoy comienza oficialmente el otoño en el hemisferio norte. Además del cambio de armario y de la adaptación personal a la nueva época, la llegada de la nueva estación también comporta una serie de revisiones que afectan al mantenimiento de los vehículos.

En efecto, con la bajada de temperaturas, el aumento de las precipitaciones, y los días más cortos, desde ALD Automotive, en consonancia con nuestro compromiso con la seguridad vial, queremos recordar a los conductores cuáles son los puntos básicos a tener en cuenta para poner el coche a punto, con el fin circular con las condiciones óptimas de eficiencia y seguridad en esta época del año.

ESCOBILLAS: Los cambios de temperatura afectan a las gomas del limpiaparabrisas que, con el calor del verano, es posible que se hayan estropeado y no desempeñen correctamente su función, limpiar el cristal. Por eso, con el aumento de las probabilidades de lluvia en esta época del año, es importante revisarlas y, si no funcionan bien, cambiarlas para mantener una visión óptima de la carretera, sobre todo en días donde la visibilidad es más reducida.

LÍQUIDOS: Con cada cambio de estación siempre es recomendable una revisión general de los líquidos del vehículo. El cambio brusco de temperaturas puede afectar a su estado, por eso es importante comprobar que el nivel de líquido refrigerante, que mantenga la temperatura interior del motor y suministre agua caliente para la calefacción. En este sentido, también hay que prestar atención al líquido de frenos, al aceite y al líquido del parabrisas, vitales para la correcta circulación del vehículo y para mantener las condiciones de seguridad en la carretera.

LUCES: Con la disminución de las horas de luz diurna y unas condiciones meteorológicas adversas más frecuentes que durante la época estival, es necesario asegurarse del buen funcionamiento de las luces para mantener una buena visibilidad en todas las circunstancias. Es importante chequear faros, luces traseras, de freno, de estacionamiento, intermitentes y antinieblas, así como fijar la luminosidad de las mismas, con el fin de no deslumbrar a otros conductores.

NEUMÁTICOS: Es de vital importancia comprobar siempre el estado de los neumáticos, más aún en el cambio de estación, cuando el descenso de las temperaturas y la circulación por un asfalto mojado e incluso con elementos resbaladizos, como hojas de los árboles, podría aumentar el riesgo de aquaplaning. Si a ello le sumamos que la mayoría de los ciudadanos este año, debido a las restricciones de movilidad, hacen menos kilómetros a sus vehículos, es más necesario que nunca asegurarse de que la presión de los neumáticos es correcta, así como la comprobación de que las bandas de rodadura mantengan sus dibujos con una profundidad de, al menos, 1,6 mm, con el fin de asegurar su adherencia a la carretera.

Te puede interesar

En el Día Mundial del Shopping 2020, AliExpress sortea 11 vehículos de renting de ALD Automotive

En el Día Mundial del Shopping 2020, AliExpress sortea 11 vehículos de renting de ALD Automotive

Se trata de un sorteo que realizará la tienda online el próximo 11 de noviembre. …