Inicio / Coches / ¿Merece la pena pasar una ITV voluntaria?
ITV

¿Merece la pena pasar una ITV voluntaria?

Más allá de las ITV obligatorias, existen las denominadas ITV voluntarias. ¿Sabes en qué consisten?

Tal vez no lo sepas, pero si lo deseas puedes pasar una ITV voluntaria a tu coche para saber en qué estado se encuentra. Pero, ¿en qué consiste exactamente esta inspección?

Lo cierto es que los conductores que deseen superarla, tienen dos opciones. La primera opción sería pasar una Inspección Técnica de Vehículos similar a la convencional, en la que revisen todos los componentes del vehículo. Por otro lado, el propietario podrá decidir simplemente la revisión de elementos concretos, como son la dirección, los frenos, los neumáticos…

Eso sí, debes tener en cuenta que si en una ITV voluntaria detectan defectos graves o muy graves en tu vehículo, deberás repararlos y volver a la estación de ITV para que verifiquen que se ha corregido. Y mientras tanto, no podrás circular con tu coche, exponiéndote a una multa de entre 200 y 500 euros.

Por otro lado, superar una ITV voluntaria tampoco te exime de superar, la Inspección Técnica de Vehículos cuando llegue el momento. En el caso de un turismo, la primera ITV debe superarse pasados cuatro años. A partir de ahí, hasta los 10 años, la ITV debe superarse cada dos años. En última instancia, una vez que el vehículo supera los 10 años, la ITV debe pasarse cada año.

Entonces, ¿qué tiene de bueno una ITV voluntaria?

La ITV voluntaria es una herramienta útil a la hora de vender un automóvil usado, ya que permite hacerse al comprador una idea de su estado. Por otro lado, en caso de que seas tú el comprador, puedes solicitar al propietario que pase una ITV voluntaria antes de comprárselo.

Te puede interesar

Nissan Juke Rally Tribute

Vídeo: Nissan Juke Hybrid vs. Datsun 240 Z

Probamos en Marruecos el espectacular Nissan Juke Rally Tribute concept, un vehículo híbrido nacido para …