Inicio / Noticias / El vehículo conectado, clave para mejorar la seguridad vial
vehiculo conectado seguridad vial

El vehículo conectado, clave para mejorar la seguridad vial

El sector de la automoción avanza de forma acelerada hacia una movilidad conectada, segura y sostenible, todo ello enfocado en el objetivo de lograr vehículos cada vez más seguros que nos permitan alcanzar el objetivo de siniestralidad cero.

Mejorar la seguridad vial y salvar vidas en carretera es un objetivo para el que el sector de la automoción trabaja de forma constante. Sin embargo, las elevadas cifras de siniestralidad que se registran cada año siguen siendo uno de sus principales desafíos.

En 2023 al menos 20.400 personas perdieron la vida en las carreteras europeas. Tan sólo en España, los datos de la Dirección General de Tráfico dan cuenta de al menos 1.145 muertes por siniestros viales.

Se trata de una realidad que nos muestra que seguimos muy lejos de alcanzar la cifra de cero muertes y cero lesiones graves en las carreteras de la Unión Europea. Sin embargo, en ese camino para reducir la siniestralidad vial y salvar vidas, la movilidad sostenible, segura y conectada es y será clave.

La conectividad de los vehículos, mejora su seguridad

Un vehículo conectado es aquel que tiene la capacidad de recibir datos e información o enviarlos a una fuente externa, es decir, que puede comunicarse con su entorno, lo que le permite reducir potenciales riesgos.

De hecho, de acuerdo con el informe La movilidad sostenible del futuro y su impacto sobre los ODS, presentado en el marco del III Observatorio de la Movilidad Sostenible de España, los vehículos conectados podrían salvar 11.000 vidas y evitar 260.000 accidentes cada año.

Por ello, no es de extrañar que en la actualidad el 100% de los modelos que se lanzan al mercado son coches conectados.

Los ADAS ayudan a reducir la siniestralidad

Además de la conectividad, los nuevos vehículos incorporan también numerosos sistemas ADAS (por sus siglas en inglés, Advanced Driver Assistance Systems). Estos dispositivos de seguridad activa y pasiva, permiten mejorar la seguridad vial al mitigar la gravedad de los siniestros y reducir en un 57% la probabilidad de que ocurran.

Dado que estos sistemas son capaces de reaccionar en décimas de segundo, incluso tomando el control del vehículo en determinadas circunstancias para evitar una colisión, la DGT asegura que podrían salvar más de 25.000 vidas en la Unión Europea y evitar, como mínimo, 140.000 lesiones graves hasta 2038.

La movilidad sostenible también salva vidas

En la búsqueda hacia una movilidad más segura que reduzca cualquier tipo de daño a las personas y bienes, el vehículo eléctrico y conectado es esencial para la sostenibilidad de las ciudades y la reducción de la siniestralidad.

De acuerdo con el último estudio anual realizado por el equipo de Seguridad Vial de LeasePlan, los vehículos híbridos y eléctricos mejoran la siniestralidad en carretera respecto a los de combustión en aproximadamente un 11%.

Por su parte, el informe La nueva movilidad: revolución y desafíos, elaborado por Grant Thornton, revela que los vehículos eléctricos y conectados podrían evitar 400.000 toneladas de emisiones de CO2 y ahorrar 280 millones de horas de conducción.

Te puede interesar

conducir semana santa

Consejos para conducir por la noche de forma segura esta Semana Santa

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha previsto más de 16,5 millones de desplazamientos para …