Inicio / Noticias / El renting, a la vanguardia de la tecnología
El renting y las últimas novedades tecnológicas en sus vehículos

El renting, a la vanguardia de la tecnología

Los servicios de alquiler a largo plazo se posicionan como agentes activos del cambio ya que ofrecen las últimas novedades tecnológicas en los vehículos, garantizando una mayor seguridad y comodidad.

De cara a la nueva normalidad impuesta por el Covid-19, los servicios de renting se presentan como una opción cada vez más atractiva. No solo por su asequibilidad, ya que no es necesario hacer un gran desembolso para su uso; sino también porque disponen de flotas eficientes y poco contaminantes, así como más seguras, al implementar las últimas novedades tecnológicas en sus vehículos.

Beneficios de la tecnología

Los dispositivos tecnológicos contribuyen a aumentar la seguridad y la eficiencia de la experiencia de conducción, es por eso que la industria de la automoción trabaja en desarrollar vehículos conectados, con el objetivo de llegar a la implantación del vehículo autónomo.

Aunque hoy en día la gran mayoría de los vehículos cuentan con dispositivos tecnológicos que facilitan la conectividad y aumentan la seguridad vial, la flota disponible en renting va un paso más allá. Las empresas de alquiler a largo plazo han incorporado una serie de servicios telemáticos y aplicaciones móviles o apps que permiten gestionar no solo los propios servicios de renting, sino también diversas opciones relacionadas con la movilidad y que mejoran la experiencia en la conducción, tanto individual como en conjunto; convirtiéndose así en verdaderos agentes activos de cambio, capaces de propiciar un cambio de paradigma en el parque automovilístico nacional.

Coche conectado

Uno de los servicios más avanzados en este sentido es una solución telemática avanzada y creada por ALD Automotive, ProFleet, que permite controlar desde un dispositivo móvil y en tiempo real el kilometraje profesional y privado, el consumo de combustible y la ubicación del vehículo 24/7. Además, permite calcular las emisiones de CO2, las horas de conducción y la conducta al volante. Estos sistemas serán obligatorios en los vehículos a partir del año 2022, dado que incrementan la eficacia en la conducción, reducen costes operacionales y mejoran la seguridad.

Te puede interesar

Los vehículos eléctricos protagonistas de la movilidad

El 73% de los gestores de flota considera que en 2030 los vehículos para los desplazamientos profesionales serán eléctricos

Según el IX Estudio “Españoles ante la Nueva Movilidad”, el 40% de los profesionales del …