Inicio / Curiosidades / 5 alimentos que te roban energía

5 alimentos que te roban energía

La dieta influye directamente en la sensación de cansancio. Algunas sustancias actúan como auténticos “ladrones” de energía y hacen que nos sintamos más cansados. Estos son los 5 alimentos que te roban más energía.

 

Con la llegada del otoño puede ser que te encuentres más cansado de lo habitual. Una buena higiene de sueño, ejercicio regular  y mantener unas rutinas saludables serán fundamentales. Y la alimentación juega una baza muy importante. Te mostramos 5 alimentos que te roban energía.

 

Pan blanco y harinas refinadas

Es un hecho que en la dieta occidental abusamos de las harinas refinadas, sea en forma de pan blanco, pasta no integral o bollería. También de cereales refinados y arroz no integral. El gran problema es que al eliminar la parte exterior del grano que es la que contiene la fibra, hace que la digestión sea más rápida. El cuerpo digiere y absorbe más rápidamente el alimento, suben de los niveles de azúcar en sangre a más velocidad para notar a continuación una bajada de energía. Los granos integrales ayudan a mantener los niveles de energía constantes todo el día. Y más allá de la fibra, los granos procesados no cuentan con el germen, que contiene nutrientes muy interesantes., como vitaminas y minerales.

 

Grasas Trans

Las conocidas como grasas parcialmente hidrogenadas son auténticos «vampiros» energéticos. Se enmascaran entre los ingredientes de nuestra comida como unas inocentes “grasas vegetales”. Parecen naturales pero nada más lejos de la realidad. Realmente se trata de un producto artificial que se obtiene de introducir hidrógeno en las cadenas de ácidos grasos vegetales convirtiendo la grasa líquida y saludable en grasa sólida que perjudica nuestra salud. Son baratas y dan buen sabor y por lo tanto es habitual encontrarlas en alimentos procesados. Desde galletas, cereales del desayuno y patatas fritas hasta salsas, aderezos y alimentos envasados.

No solo están relacionados con la obesidad. También lo están con la diabetes, el hipercolesterol y enfermedades cardiovasculares.

 

Azúcar

Seguramente pienses que apenas tomas azúcar. Pero si te pararas a mirar la lista de ingredientes de muchos de los alimentos procesados que hay en tu despensa te llevarías más de una sorpresa. Más allá de alimentos en los que es razonable pensar que está presente, como las galletas, los cereales y los refrescos carbonatados hay muchos otros como salsas, fiambres, enlatados… que cuentan con este elemento que roba la energía. Se trata de una forma de energía casi instantánea, cuya digestión comienza en la boca y va al torrente sanguíneo casi inmediatamente. Está relacionado no solo con la obesidad y con la diabetes.

 

Alcohol

Todos conocemos el efecto relajante del alcohol. Tras tomar alcohol en la cena sentimos somnolencia y puede darnos la impresión de que nos va ayudar a conciliar el sueño mejor. Pero no debemos engañarnos. El alcohol influye y mucho en la calidad del sueño y sobre todo en la duración del mismo, haciéndolo menos reparador. Dormimos menos y peor y nos levantamos más cansados. Estos efectos son más evidentes tras un gran consumo de alcohol.

 

Café

Según diversos estudios, el consumo del café con moderación puede producir efectos beneficiosos. Tanto físicos como mentales, reduciendo el riesgo de desarrollo de enfermedades neurodegenerativas y reduciendo el riesgo de diabetes tipo 2. Además el café hace que nos sintamos con más energía. Ahora bien, una dosis excesiva de cafeína puede afectar a la calidad del sueño. Sustituir el café por el descanso tampoco es buena idea ya que tarde o temprano aparecerá. Lo recomendado es no tomar más de cuatro tazas al día.

 

 

 

Te puede interesar

Así son los radares térmicos y así multan

A los radares de onda, los láser, los de helicóptero, Pegasus, y los de tramo …