Inicio / Curiosidades / Ahorrar con el coche es posible, te damos 5 claves

Ahorrar con el coche es posible, te damos 5 claves

Una conducción eficiente y un mantenimiento adecuado que pueden hacer que ahorres más de 500 euros al año. Pero hay más. Ahorrar con el coche es posible, te damos 5 claves.

 

Con los combustibles en precios tan elevados, se impone tomar medidas. Todo pasa por una conducción eficiente  y un mantenimiento adecuado, pero no solo eso hará que ahorres, hay otros factores te harán gastar menos. Ahorrar con el coche es posible, te damos 5 claves.

 

Conducción eficiente

Ahorrar con el coche pasa por una conducción eficiente. Entre el 30 y el 50 por ciento del gasto de combustible depende de la manera de conducir del propietario, según la DGT. ¿Y en qué consiste una conducción eficiente?

La palabra mágica cuando hablamos de conducción eficiente es anticipación. Conducir a una velocidad moderada y constante, anticipándose a las circunstancias del tráfico. Es decir, no acelerar fuertemente si sabemos que más adelante nos vamos a encontrar un semáforo en fase roja o que vamos a tener que reducir la velocidad. También aprovechar las inercias a nuestro favor, provocadas por las subidas y bajadas del terreno.

Anticiparse no solo nos hará ahorrar en combustible, sino también en otros elementos como pastillas de freno y neumáticos.

Por otro lado, conduciendo en la marcha más larga posible, tanto en carretera como en ciudad. Antes de llegar a 50 km/h debemos haber engranado ya la 4ª o 5ª marcha. Y si tu coche no dispone de sistema Stop/Start, apaga el motor en las grandes retenciones.

 

Mantenimiento preventivo

Un buen mantenimiento es la base para ahorrar. Por un lado, en combustible. Una presión incorrecta de los neumáticos, por ejemplo, o unas bujías en mal estado pueden incrementar el consumo de combustible hasta en un 30 por ciento. También lo harán unos filtros sucios o unos inyectores en mal estado.

No solo en combustible, también ayudará a no tener averías más graves y por supuesto más costosas. Hablamos de mantenimiento preventivo, como cambio de aceite y filtros, o elementos como la correa de distribución…, y también de reparación de averías en su fase inicial, mucho más sencilla de solucionar, tanto en tiempo empleado en el taller (hasta un 60 por ciento menos), como en elementos que se rompen.

 

Estación de servicio

Con el precio de los combustibles en máximos, es fundamental tener en cuenta dónde repostamos. Elegir la estación de servicio que nos ofrece un precio más adecuado podrá hacer que el gasto sea mucho menor. Así según la Asociación Nacional de Estaciones de Servicio Automáticas (Aesae) buscar la gasolinera con el precio más bajo nos puede ayudar a ahorrar hasta 24 € por depósito. Esto implica un ahorro de más de 500 euros al año.

 

Climatizador, temperatura justa

Ojo al climatizador. El aire acondicionado y la calefacción son responsables de entre el 10 y el 20 por ciento del consumo del vehículo. No conectes el aire acondicionado si no es necesario y mantén tu coche entre 21 y 22 grados.

 

Sin carga, por favor

¿Sabes lo que llevas habitualmente en el maletero? Una silla infantil que ya no usas, un carrito del niño, la bolsa de palos de golf… No hablamos de un viaje, que es puntual, sino del día a día. Aunque los pequeños objetos que llevas apenas van a tener influencia en el consumo, todo suma. Y debes saber que llevar un extra de 100 kilos en el mismo incrementa el consumo hasta en un 6 por ciento.

 

 

Te puede interesar

renting coches particulares

Renting para particulares: ¿cuándo es rentable?

Pese a que el canal particular ha ido aumentando su peso en el renting, todavía …