Publicado el: 11 octubre de 2017

Polestar solo desarrollará coches eléctricos

polestar_intLa división deportiva de Volvo deja a un lado la gasolina y centrará todos sus esfuerzos en el desarrollo de coches con motor eléctrico.

La última tendencia del sector automovilístico es electrificar todo tipo de motorizaciones, independientemente de si se trata de sistemas de propulsión híbridos o de mecánicas completamente eléctricas. Muchos de los más recientes superdeportivos e hiperdeportivos, de hecho, cuentan con un motor de estas características.

Y ahora acabamos de saber que Polestar, la división deportiva de Volvo, abandona por completo el desarrollo de propulsores de combustión para centrarse únicamente en motores totalmente eléctricos. Durante el pasado mes de junio ya anunciaron algo al respecto, pero en las últimas horas ha aparecido en la cuenta oficial de Instagram de Polestar en la que se podía leer la frase ´The end´ -el final-.

Esto implica que, a partir de ahora, además de dedicarse tan solo a los coches eléctricos, Polestar se establece como marca independiente. Así lo ha decidido Geely, compañía china propietaria de ambos. La única duda que queda en el tintero es qué hará Volvo a partir de ahora con sus vehículos de alto rendimiento, ya que dejar de fabricarlos no parece una opción para la firma sueca.

De hecho, se está especulando que entre Polestar y Volvo se genere una relación similar a la que tienen actualmente AMG y Mercedes-Benz. Es decir, son marcas independientes pero los AMG no dejan de tomar como base los modelos de Mercedes-Benz, lo cual significa que siguen siendo Mercedes-Benz de alto rendimiento. Por ello se espera que esta ´separación´ sea un mero trámite y que los futuros Polestar sean Volvo deportivos con un motor eléctrico.

Por último, todavía no han sido confirmados los primeros modelos que formarán parte de la gama de Polestar, pero se especula con que serán los Volvo V60 y V90. Además, recordemos que hace pocas semanas conocimos a los últimos coches creados por Polestar, los Volvo S60 y V60, que se fabricarán en una edición limitada a 1.500 unidades.