Inicio / Reportajes / Automóvil / Cuál es la forma más eficaz de desempañar los cristales del coche
Desempañar cristales

Cuál es la forma más eficaz de desempañar los cristales del coche

La época invernal, en la que las temperaturas son mucho más bajas y es más probable encontrar lluvia y humedad en la carretera, suele propiciar que los cristales interiores del vehículo se llenen de vaho. ¿Cuál es la mejor forma de desempañar las lunas?

Tener los cristales del coche empañados no solo resulta muy molesto, sino que también es todo un riesgo para nuestra seguridad, ya que resta visibilidad general al conductor. ¿Por qué sucede esto? El vaho del interior de un vehículo se produce cuando se supera el umbral de humedad máxima que puede contener el aire que está retenido en el automóvil.

Este proceso se puede desencadenar por multitud de factores, pero los más habituales son el aporte de humedad de la propia respiración humana, o el agua que se transporta al interior del coche, por ejemplo, al entrar mojados en un día de lluvia. La condensación, además, se produce con mayor frecuencia en las superficies más frías, que son siempre las lunas del vehículo, al estar siempre en contacto con el exterior.

¿Cómo desempañar de forma efectiva las lunas?

Conectando el modo “desempañar” del sistema de climatización

Cómo desempañar los cristales

El aire caliente que procede del propio vehículo elimina el vaho de tres formas distintas. En primer lugar, secando el que ya está depositado sobre las lunas. También ayuda a calentar los cristales, lo que evita la condensación. Y por último, al calentar el aire del habitáculo se reduce su humedad relativa, lo que incrementa la cantidad de agua que puede estar presente en el aire sin llegar a condensarse.

En invierno, es recomendable dejar conectado siempre el aire acondicionado junto a la calefacción, y especialmente en modo de recirculación de aire. Así, el flujo de aire que pasa por el enfriador del sistema condensa aún más la humedad que contenga -que luego se evacúa por la parte inferior del vehículo, provocando la sensación de que se “pierde agua”-. A continuación, este aire pasa por la calefacción, y al incrementar su temperatura, aumenta también su capacidad para absorber agua en forma de vapor, reduciendo por tanto la humedad interior del coche y ayudando a desempañar los cristales.

En el caso de la luneta trasera, es muy recomendable conectar el dispositivo de la climatización que lo desempaña. Este sistema funciona enviando corriente eléctrica a los filamentos que están presentes en el cristal que, al calentarse, calientan también la luna, actuando directamente contra el vaho.

Limpiando la cara interior de los cristales

Cómo desempañar cristales

Además de la temperatura, el vaho necesita superficies rugosas sobre las que adherirse. Por ello, un cristal que acumule suciedad, ya sea polvo, huellas, grasa o el humo que producen los cigarrillos, contiene micro irregularidades suficientes como para que se “agarre” el vaho que pueda existir.

En este sentido, la limpieza del cristal no solo es importante para mantener alejado el vaho, sino también para la propia seguridad del conductor y del resto de ocupantes del vehículo. Por ello, es más que recomendable limpiarlos con cierta frecuencia utilizando un limpiacristales doméstico y una bayeta de microfibra.

Utilizando un producto profesional antivaho

Cómo desempañar cristales

En tiendas especializadas en automóvil, y especialmente en las que se dedican al “detailing” es posible encontrar productos que sirven para eliminar y prevenir la presencia del vaho de los cristales. Productos como Rain-X Anti Vaho, Invisible Glass Anti Fog o Carpro Fog Fight resultan muy útiles, y todos ellos tienen un precio asequible.

Es recomendable, a la hora de utilizarlos, empezar por las lunetas más alejadas a las salidas de aire, que son las que más tienden a concentrar humedad. Tras limpiar la parte interior del cristal, se debe aplicar una pequeña dosis de producto en una bayeta de microfibra o en un paño de algodón para, posteriormente, extenderlo sobre la luna haciendo movimientos semicirculares hasta que la recubra por completo. Se debe seguir frotando ligeramente hasta que la luna quede completamente transparente, y dejar secar el producto.

En este caso, y para mejorar la efectividad, es importante repetir el tratamiento cuando el vaho empieza a aparecer de nuevo.

Te puede interesar

Qué componentes forman el sistema anticontaminación del coche

Qué componentes forman el sistema anticontaminación del coche

La reducción de la huella medioambiental es, sin duda, uno de los retos más importantes …