Publicado el: 15 abril de 2015

Los conductores preparan sus vehículos antes de las vacaciones

Los conductores ponen a punto sus vehículos antes de los períodos vacacionalesPreviamente a los días de descanso los conductores aprovechan para realizar las revisiones de sus vehículos. El puente de San José y la Semana Santa han aglutinado los mayores desplazamientos del 2015. Durante los días previos, los talleres vivieron un incremento de visitas ya que los conductores querían poner a punto sus vehículos. Este hecho lo confirma nuestro último informe, según el cual, marzo es el período con más visitas de mantenimiento.

Durante el mes de febrero se efectuaron 5.000 visitas de mantenimiento y en marzo fueron 5.550, un 11% más, por lo que dentro del primer trimestre de 2015, marzo se posiciona como el mes con más inspecciones, demostrando así la preocupación de los conductores por el buen estado de los elementos del vehículo.

Según el estudio, el aceite y su filtro son los elementos más revisados durante este primer trimestre del año. Un dato que constata la importancia que tiene el aceite para el funcionamiento del vehículo, pues éste se encarga de reducir la fricción entre las diferentes partes móviles, atenuando el desgaste de los componentes y alargando la vida útil del propulsor.

Pero no sólo debemos revisar estos elementos, sino que también se recomienda comprobar otros componentes:

  1. Neumáticos. Debemos verificar que la presión es la correcta según las indicaciones concretas del fabricante de nuestro vehículo. También se aconseja revisar el desgaste de los mismos.
  2. Amortiguadores. Se recomienda revisarlos a los 30.000 ó 50.000 kilómetros, pero ocasionalmente también podemos realizar comprobaciones de los amortiguadores y suspensiones del vehículo, evitando cualquier incidente. Unos amortiguadores en mal estado pueden ocasionar desgastes irregulares en los neumáticos o inestabilidad en el vehículo al frenar y en las curvas.
  3. Correa de distribución. Este elemento debe cambiarse entre los 60.000 y los 240.000 kilómetros para los vehículos nuevos, o entre los cinco y los diez años de antigüedad del vehículo.
  4. Líquidos. El vehículo cuenta con varios líquidos de suma importancia para su correcto funcionamiento. Así, debemos comprobar el de refrigeración, el agua del limpiaparabrisas, el radiador y el anticongelante.
  5. Frenos. Otro de los elementos del vehículo cuyo funcionamiento debemos corroborar son los frenos. Estamos ante uno de los componentes más importantes y que puede ocasionar problemas en la seguridad vial si no funcionan correctamente. Por ello, debemos revisar el líquido, las pastillas y discos de freno.