Inicio / Noticias / Ecologia / Skoda desarrolla un sistema para dar una segunda vida a las baterías eléctricas

Skoda desarrolla un sistema para dar una segunda vida a las baterías eléctricas

Skoda ha desarrollado un sistema de almacenamiento de energía inteligente, que servirá, entre otras cosas, para dar una segunda vida útil a las baterías de los coches eléctricos, reduciendo así su huella de CO2.

Este sistema se ha desarrollado en colaboración con la compañía checa IBG Cescko, y ya está siendo desplegado por distintos concesionarios de la marca. Así, este sistema almacena de forma sostenible energía eléctrica generada en las baterías usadas que e utilizan en el Skoda ENYAQ iV, así como en los modelos híbridos enchufables SUPERB iV y OCTAVIA iV, permitiendo que los vehículos eléctricos se carguen de forma rápida y flexible, y que los concesionarios puedan utilizar la energía almacenada para la iluminación y el aire acondicionado de sus salas de exposiciones y talleres.

La marca checa ha recibido, hasta el momento, más de 160 encargos de concesionarios de la República Checa, Alemania, Países Bajos y Eslovaquia. Los sistemas de almacenamiento de energía pueden contener hasta 30 baterías de los modelos híbridos enchufables de la marca, cada una con 13 kWh, o bien cinco baterías de 82 kWh del modelo eléctrico ENYAQ iV. En total, el sistema tiene una capacidad total de 328 kWh, que pueden utilizarse para suministrar energía a puntos de carga rápida con una potencia de transmisión de hasta 150 kW.

En la actualidad, las baterías que se están utilizando en este sistema de almacenamiento de energía procede de los modelos de prueba y preproducción de los vehículos compatibles, aunque en una segunda fase se utilizarán las extraídas de las unidades que se retiren, por lo que podrán tener una segunda vida útil.

La experiencia obtenida en el programa piloto con el que se ha experimentado demuestra que la capacidad de las baterías en este tipo de sistemas de almacenamiento solo se reduce aproximadamente un 2% al año, por lo que la vida útil de las baterías se prolonga, de esta forma, en hasta 15 años.

Al final del segundo ciclo de vida, Skoda se encarga del reciclado de las celdas de las baterías siguiendo un proceso controlado, en el que las materias primas recuperadas se reaprovechan para la producción de nuevas baterías.

Te puede interesar

matriculaciones julio

Las matriculaciones continúan en descenso en julio

Las matriculaciones de vehículos nuevos no terminan de remontar en nuestro país, ni siquiera a …