Inicio / Reportajes / Automóvil / Qué componentes forman el sistema anticontaminación del coche
Qué componentes forman el sistema anticontaminación del coche

Qué componentes forman el sistema anticontaminación del coche

La reducción de la huella medioambiental es, sin duda, uno de los retos más importantes a los que se somete en la actualidad la industria del automóvil. La implantación de sistemas anticontaminación en los vehículos es solo una de las formas de lograrlo, aunque quizás la más importante.

El motor de combustión interna de los vehículos no es capaz de quemar por completo el combustible que entra en los cilindros, por lo que provoca una serie de gases nocivos para la salud y el medio ambiente que se expulsan por el tubo de escape.

Para intentar evitar la contaminación o, al menos, reducirla, es posible influir sobre la composición de los gases que se expulsan por el escape aplicando numerosas medidas en la técnica del motor y efectuando tratamientos posteriores.

Válvula EGR

Sistemas anticontaminación

Se trata de una válvula encargada de hacer recircular los gases de escape del colector de escape al colector de admisión. Aunque algunos modelos de motor de gasolina pueden incorporarla, es un elemento mucho más frecuente en los bloques diésel, en los que ocupa un mayor tamaño.

Sonda Lambda

Sistemas anticontaminación

También conocida como sensor de oxígeno, su misión es medir la concentración de oxígeno en los gases de escape, para que el motor pueda adaptar la mezcla de aire-combustible, consiguiendo que la combustión interna del motor sea la correcta, lo que contribuye en una reducción del consumo y, por tanto, de las emisiones contaminantes.

Catalizador

Sistemas anticontaminación

Su función es controlar y reducir los gases nocivos para la salud y el medio ambiente que salen por el tubo de escape procedentes de la combustión interna del motor de gasolina. Está colocado entre el colector de escape y el primer silencioso de la línea de escape, y está formado por una estructura de material cerámico con forma de panel de abeja.

En su funcionamiento, contribuye a la oxidación del monóxido de carbono y de los hidrocarburos sin quemar, y los convierte en dióxido de carbono y agua. Al mismo tiempo, reduce los óxidos de nitrógeno, convirtiéndolos en nitrógeno.

Filtro antipartículas

Sistemas anticontaminación

Presente en los vehículos diésel, su función es ir acumulando en su interior partículas sólidas del humo de la combustión para evitar y minimizar la contaminación. Dependiendo del modelo o del fabricante, se producirán regeneraciones, es decir, quemas controladas de las partículas, cada ciertos kilómetros.

En cada regeneración se producen preinyecciones y postinyecciones que provocan un aumento de la temperatura en el interior del filtro a unos valores cercanos a los 800 grados, lo que provoca la descomposición de las partículas sólidas y la limpieza del filtro, y expulsando hollín.

Te puede interesar

Mejores eléctricos para viajar

Los coches eléctricos más adecuados para viajar

Muchos conductores continúan pensando que los coches eléctricos son vehículos reservados únicamente a un entorno …