Inicio / Opinión / Captar diversidad para retener el talento
ALD Automotive y la diversidad

Captar diversidad para retener el talento

Garantizar la igualdad de género es uno de los objetivos prioritarios de este siglo XXI. No solamente a nivel social, las empresas llevan tiempo implementando este tipo de políticas en sus estructuras y en los últimos años se han propuesto alcanzar cuotas que, efectivamente, respondan a las demandas actuales en este sentido. Un buen ejemplo de ello es ALD Automotive. Dedicada a un sector, el de la automoción, tradicionalmente masculino, lo que dificulta la captación de talento en ese tipo de posiciones. Es cierto que esta situación se solventa con dos estrategias: atraer talento femenino en posiciones de management /dirección que no vengan del sector y reforzar la promoción interna.

Por eso, hemos presentado un plan estratégico, el Plan Move 2025, en el que uno de sus pilares fundamentales tiene que ver con las personas, en ponerlas en el centro de toda la actividad. Tal y como asegura Noemí Ruiz, directora de RRHH y responsable de la Secretaría General de ALD Automotive España “la diversidad forma parte de nuestra cultura y de nuestra historia influido por integraciones de diversas compañías, unido a la pertenencia a un grupo multinacional. Pero la diversidad es un valor y como tal es clave proclamar la ambición, establecer acciones y generar una visión compartida además de participada por todas las personas de la compañía y atendiéndola desde una visión integradora y holística”

En efecto, ALD Automotive España cumple ya varios objetivos de este ambicioso Plan, que establece cuotas de género en la multinacional que alcancen al menos un 35% de mujeres en las estructuras de dirección, tanto a nivel internacional como a nivel local. La clave para seguir trabajando en esa línea apunta Ruiz, es que “implementamos políticas de diversidad, no solo relacionados con la mujer, sino en el amplio sentido de la palabra: captamos diversidad en conocimiento y experiencia y lo estamos trabajando mediante un proyecto con visión 360º”. 

Según Ruiz “la diversidad, aparte de un valor ético y un principio jurídico universal, es, sobre todo, de sentido común. No tiene ningún sentido dejar fuera de la compañía, fuera de una institución o fuera de la vida, a un porcentaje determinado de personas por el mero hecho de ser hombres o mujeres… la diversidad tiene que ser un principio básico y motor de las organizaciones y de la vida, y es nuestro fundamento para ser una empresa realmente atractiva en la captación de talento”.

Además de los planes de igualdad, las políticas de talento y las perspectivas de género impulsadas desde el departamento de RRHH, la clave del éxito de la plantilla de ALD Automotive reside en apostar por las oportunidades, el desarrollo y la promoción interna dentro de la compañía, dando cada vez más visibilidad y más formación para que exista una política de igualdad dentro de la casa. “Por supuesto que hay que salir a buscar talento y encontrar gente maravillosa que nos aporte otras perspectivas, que nos aporte talento, talento en mayúscula, y, además, diverso, pero indudablemente es clave promover mucho el crecimiento interno entre los empleados”.

Una buena manera de impulsar esa promoción dentro de la empresa pasa por la motivación y el incremento en las tasas de participación de los empleados, que el Plan Move 2025 quiere elevar hasta el 80%. En la actualidad las empresas son organizaciones cada vez menos jerárquicas en las que la voz de todas las personas es clave y es importante escucharlas de una forma participativa y activa. Para ello, desde el departamento de RRHH de ALD Automotive se lanzan una serie de barómetros que miden el pulso de los equipos en relación a las políticas implementadas, a la criticidad de los asuntos y en relación al ambiente que generan. Normalmente, el nivel de participación de forma voluntaria ronda ya entre el 75% y el 80%, pero según señala Ruiz, “la clave no solo es el nivel de participación, es también dónde ponemos el objetivo y cómo establecemos planes de trabajo para medir la satisfacción con cada uno de los ítems y de las cuestiones que llevamos encima de la mesa, de manera que podamos saber si lo que hacemos hoy se está reconociendo, se conoce y se percibe… y además todos participan en ello para seguir construyendo esta compañía juntos”.

En este clima donde los trabajadores son cada vez más participativos de las acciones de la empresa, los comportamientos éticos y todas las políticas relacionadas con compliance son, además de una referencia para el mundo empresarial, la clave para la atracción de personal. Es decir, la apuesta por prácticas empresariales responsables y la participación de los empleados en ellas genera una cultura dentro de la casa en términos reputacionales. Es, por tanto, “una fuente de orgullo y una fuente de atracción para talento ético”. En efecto, “ser parte de la empresa significa trabajar en una organización que no solamente lanza procesos, sino que esos procesos los informa, los comunica, los trabaja, los construye y los premia cuando hay un cumplimiento sobre los mismos”.

Por todo esto, la clave del plan estratégico de una empresa “no es lo que se dice de cara a la galería, hacia afuera, sino lo que se hace hacia adentro”. Y en ello trabajamos desde ALD; con un enfoque siempre puesto en el largo plazo, seguiremos apostando por un modelo de negocio que tenga en cuenta las nuevas necesidades de clientes y empleados, en definitiva, que ponga a las personas en el centro. “Solo así podremos captar diversidad y retener a las personas con talento, que han de ser el futuro de la organización”.

Te puede interesar

El renting: a la vanguardia de la conducción digital y la seguridad vial

El renting: a la vanguardia de la conducción digital y la seguridad vial

En la actualidad, la seguridad vial es uno de los compromisos a nivel global, con …