Publicado el: 20 octubre de 2014

La tecnología, la gran apuesta del renting

La tecnología, la gran apuesta del renting Es bien sabido por todos las ventajas que nos aportan las nuevas tecnologías tanto a nivel individual como profesional. Internet, nuestra mejor herramienta, nos permite acceder a cualquier tipo de información en unos segundos. La telefonía móvil ha sido considerada una gran revolución, pues nos permite comunicarnos en cualquier parte y ahora con Internet móvil el avance es mucho mayor. Y así podría nombrar otras tantas revoluciones que han facilitado nuestra vida, día a día, y que, seguramente, ya sin ellas no sabríamos qué hacer.

Esta situación también se ha dado en nuestro sector. El renting ha apostado por la tecnología desde su introducción en nuestro país en los años 70. Sería difícil imaginar una compañía de gestión de flotas sin recursos tecnológicos que ofrezcan a sus clientes ventajas tan importantes como la rapidez, inmediatez, ahorro de tiempo y dinero.

Los servicios que ofrecemos desde las compañías de renting integran estos avances que facilitan el trabajo diario de nuestros clientes. Herramientas que permiten gestionar la flota desde cualquier lugar, sin necesidad de estar en la oficina, sólo a través de Internet. Así, gracias a un simple hardware instalado en el vehículo, que transmite en tiempo real la información a una central de datos, el cliente puede localizar el vehículo para optimizar las rutas, conocer los hábitos de los conductores con el fin de mejorar la seguridad vial, conocer los consumos de combustible, entre otras gestiones.

Otro gran ejemplo de los cambios que ha ocasionado la tecnología en el sector es la posibilidad de adquirir vehículos de segunda mano procedentes del renting a través de una simple página web, pudiendo visualizar el vehículo, sus características y las condiciones en unos minutos. De esta forma, el tiempo de análisis es mayor ya que podemos profundizar en sus ventajas y decidir la mejor opción. Antes, en cambio, necesitábamos desplazarnos a un concesionario, cerrar una cita y limitar nuestra agenda a buscar y decidir qué vehículo se ajustaba más a nuestras necesidades. El traslado, la visita y todo lo que conllevaba exigía más tiempo del que pensábamos. Ahora, gracias a la tecnología, se ha ganado en tiempo y nos da la posibilidad de hacer otras tareas o aplazar la búsqueda porque nos ha surgido algo más importante, que requiere nuestra atención en ese momento.

Estos ejemplos nos demuestran que el mundo empresarial, la sociedad, en general, exigen esta revolución. Hemos avanzado y evolucionado hacia una era en la que es imposible manejarse sin sistemas tecnológicos, haciéndolos una necesidad más que una opción como cualquier otra en nuestro día a día.

En el renting nos encontramos con profesionales que disponen de un tiempo limitado para gestiones externas a sus funciones directas, por eso es imprescindible que la tecnología les favorezca. Tiene que ser su aliado para ir juntos de la mano.

Pero esta revolución no sólo aporta ventajas a nuestros clientes, sino que consiguen situarnos entre las más avanzadas del sector. Ser puntera en tecnología es nuestra apuesta y conseguirlo es el resultado del esfuerzo de todos los que forman parte de nuestra empresa de renting.

Nuestro sector siempre ha apostado por la tecnología como uno de sus pilares básicos, pues se concibe como una herramienta imprescindible para la labor de nuestros clientes. Invertir en tecnología es una apuesta segura y la recompensa se verá a muy corto plazo. Podemos destinar nuestro capital a nuevas flotas, más ecológicas, a introducirnos a nuevos mercados o a ampliar el número de clientes, pero no podemos olvidarnos de las revoluciones tecnológicas. Todo ello tiene que formar parte de un conjunto, pero siempre teniendo claro que la tecnología debe ser nuestra gran apuesta.

Pedro Malla, director general de ALD Automotive

www.aldautomotive.es