Inicio / Noticias / ALD actualiza el cálculo de su huella de carbono
Huella de Carbono ALD Automotive

ALD actualiza el cálculo de su huella de carbono

La huella de carbono en las instalaciones de ALD se redujo un 37% entre 2019 y 2018, un descenso que se duplicó en 2020 por las especiales circunstancias del año, superando el 68%. Esta importante caída es fruto de los esfuerzos realizados por la compañía, alineados con su firme compromiso con la lucha climática.

Resultados que refrendan el esfuerzo realizado

ALD calculó por primera vez su huella de carbono, referida a sus instalaciones y servicios, con datos de 2018. Este año se ha llevado a cabo el cálculo correspondiente a los años 2019 y 2020, que incluye, además, las emisiones asociadas a la flota de vehículos propiedad de la empresa que son puestos a disposición de los clientes.

Al objeto de proporcionar información trazable y comparable, para el cálculo de la HC de 2019 y 2020 se ha utilizado la misma metodología que se usó en 2018, incorporando algunos elementos nuevos y actualizando los factores de emisión.

Se han calculado, asimismo, por primera vez, las emisiones evitadas con la contratación de electricidad 100% renovable en los centros de ALD, así como las emisiones compensadas por el Bosque ALD, fundado en 2018. 

En relación a esta última iniciativa, ALD Automotive cuenta con 300 árboles en su “Bosque ALD” ubicado en el Parque Regional del Curso Medio del Río Guadarrama, en un terreno donado por la Comunidad de Madrid, como medida de compensación de las emisiones de la compañía. Este proyecto pretende, además de restar emisiones de CO2, contribuir al desarrollo del ecosistema autóctono, proteger la biodiversidad, promover la restauración ecológica, frenar la desertificación y mejorar la calidad de los recursos hídricos.

Con estas consideraciones, las emisiones de gases con efecto invernadero en ALD han ascendido a 348 toneladas equivalentes de CO2 en 2019 y 110 toneladas en 2020, sin tener en cuenta la flota de renting. Al incorporar la flota, las emisiones se sitúan en 446.716 toneladas para el año 2019 y 386.951 toneladas para 2020.

Por su parte, la compensación de emisiones gracias al Bosque ALD ha alcanzado las 37,5 toneladas equivalentes de CO2 en 2019 y 38 toneladas en 2020. Además, gracias a la contratación de electricidad con garantía de origen renovable se ha evitado en 2020 la emisión de 72 toneladas de CO2.

Con referencia al año base, 2018, en que solo se tuvieron en cuenta los centros fijos de la compañía, se observan reducciones sustanciales tanto en las emisiones de alcance 2 como en las de alcance 3. 

El reparto entre ambos alcances, bastante equilibrado, es similar a lo largo de los tres años analizados, si bien 2019 parece apuntar un cambio de tendencia hacia la reducción de los viajes de negocios en avión, en línea con el objetivo de mejora de la compañía, lo que sitúa las emisiones de alcance 3 por debajo de las de alcance 2 en 2019. En 2020, con la adquisición de electricidad renovable, las emisiones de alcance 3 vuelven a superar en importancia a las de alcance 2, aunque su reducción es en ambos casos muy significativa, a raíz de los confinamientos decretados a causa de la pandemia.

Hacia la mejora del desempeño

Los resultados alcanzados ponen de manifiesto los frutos del esfuerzo de ALD. Aunque con un alcance menos exhaustivo, el cálculo de 2018 se abordó con vocación de mejora, y se empezaron a poner, desde ese mismo año, los medios para reducir las emisiones.

Así, con respecto a las instalaciones y centros de trabajo, el mayor impacto en el resultado viene dado por el consumo eléctrico, los desplazamientos profesionales y el consumo de papel. El cambio a energía 100% de origen renovable ha supuesto una reducción significativa el impacto del alcance 2 que puede mantenerse en el tiempo, mientras que, en cuanto a la flota, el incremento de vehículos de bajas emisiones favorecerá también la tendencia a la reducción de emisiones, que ha alcanzado el 13% en esta partida entre 2019 y 2020.

De cara a los próximos años, está previsto continuar trabajando en estos ámbitos, así como dar continuidad o ampliar el Bosque ALD para mejorar en el desempeño relacionado con la generación de emisiones. Se evaluará también la conveniencia de profundizar en el alcance del análisis, incorporando, por ejemplo, datos relativos a la movilidad ordinaria de los empleados, así como respecto al impacto relacionado con los proveedores.

Te puede interesar

Informe KPMG

El coche eléctrico podría crear hasta 1,5 nuevos puestos de trabajo en España según KPMG

Según un informe de la consultora KPMG en España, durante los próximos años se podrían …