Inicio / Reportajes / Automóvil / Los 10 mejores vehículos deportivos japoneses de la década de los 90
Deportivos japoneses de los años 90

Los 10 mejores vehículos deportivos japoneses de la década de los 90

La década de los 90 fue, sin duda, una de las más apasionantes para los aficionados al automóvil, especialmente por la aparición de multitud de deportivos de origen japonés que brillaban por su diseño y por su rendimiento. Hemos elegido los diez vehículos deportivos japoneses más representativos.

Honda NSX (1990-2005)

Honda NSX

Este modelo puede presumir de ser, según un gran número de expertos, el automóvil japonés más representativo de los años 90, especialmente gracias a su primera generación. Destacaba por contar con un chasis de aluminio que solo pesaba 208 kg, tremendamente rígido, que estaba unido a un propulsor atmosférico de gasolina 3.0 V6 que se situaba en posición central.

Aunque, a priori, sus 270 CV podían parecer pocos, lo cierto es que su distribución variable VTEC le permitía ofrecer un rendimiento más que notable a altas revoluciones, así como ofrecer una aceleración de 0 a 100 km/h en menos de 6 segundos, y alcanzar una velocidad punta cercana a los 270 km/h.

Honda S2000 (1999-2009)

Deportivos japoneses Honda S2000

Se trataba de un roadster de clara inspiración deportiva que, gracias a su propulsión trasera, ofrecía una experiencia de conducción realmente sobresaliente. Gran parte de la responsabilidad de ello recaía en su motor 2.0 VTEC que rendía 240 CV, y que era capaz de estirar más allá de las 9.000 rpm. Tal fue su éxito que, hasta la aparición del Ferrari 488 Italia (que desarrollaba 127 CV/litro frente a los 120 CV/litro del modelo japonés), fue el motor atmosférico con mayor potencia específica del mundo.

Ya en 2004, el Honda S2000 recibió una importante mejora que hizo que este modelo se volviese mucho más atractivo. Entre otros factores, la marca japonesa mejoró su diseño e incluyó nuevo equipamiento, además del control de estabilidad de serie. Eso sí, se olvidó de modificar su volante, que carecía de cualquier posible regulación de altura.

Mazda MX-5 (1989-1998)

vehículos deportivos Mazda MX-5

Es, sin duda, uno de los modelos más populares de la historia del automóvil japonés. Se trata de un roadster de dimensiones y peso contenido que recibía su inspiración de los descapotables británicos de los años 60. Su bajo peso, solo 955 kg, y su chasis equilibrado hacían de este modelo uno muy divertido de conducir, incluso a bajas velocidades.

Hasta el año 1994, este modelo estuvo impulsado por la mecánica 1.6 del Mazda 323, que rendía 115 CV, aunque más tarde recibió el propulsor 1.8 de 130 CV. Cuatro generaciones después, este modelo es el descapotable más vendido de la historia.

Mazda RX-7 (1992-2002)

Mazda RX-7

Este modelo es recordado por muchos por tratarse de uno de los coupés japoneses más representativos de la década. Contaba con un motor Wankel rotativo biturbo que era capaz de alcanzar altísimas revoluciones, y que se caracterizaba por tener dos rotores de 654 cc -en total, su motor cubicaba 1,3 litros-, que estaba sobrealimentado con dos turbocompresores Hitachi de funcionamiento secuencial. Así, el primer turbo actuaba a partir de las 2.000 rpm, y los gases de escape alimentaban directamente el segundo, de idéntico tamaño, para reducir así el retraso en la respuesta.

En Japón, el motor que impulsaba a este modelo llegó a alcanzar los 260 CV, mientras que en Europa se quedó en 240 CV a 6.500 rpm con un par de 295 Nm a 5.000 rpm. Aunque a día de hoy puedan parecer cifras modestas, lo cierto es este modelo era considerado entonces un deportivo bastante rápido, al ofrecer una aceleración de 0 a 100 km/h de 5,9 segundos y una velocidad máxima de 251 km/h.

Mitsubishi 3000 GT (1990-2000)

Mitsubishi 3000 GT

Es uno de los “supercoches” de la década, impulsado por un motor 3.0 V6 biturbo de gasolina, capaz de rendir 300 CV hasta 1994, momento en el que recibió una actualización que aumentó su potencia hasta los 320 CV. Sin embargo, lo más interesante de este modelo era su equipamiento tecnológico, incluso superior al que ofrecía el Ferrari 348 de la época. Entre otros, contaba con un sistema aerodinámico activo Active Aero, que combinaba el splitter frontal con un alerón trasero móvil capaz de cambiar su posición para aumentar el apoyo aerodinámico.

También contaba con un avanzado sistema de tracción total permanente dotado de un diferencial autoblocante trasero controlado electrónicamente, además de suspensión adaptativa, y un sistema de dirección en el eje trasero que giraba las ruedas traseras en el mismo sentido que las delanteras a más de 50 km/h, lo que le dotaba de un comportamiento dinámico mucho más ágil.

Mitsubishi Lancer EVO TME (2000-2001)

Mitsubishi Lancer EVO TME

Este modelo nació para conmemorar el campeonato del mundo de rallies que logró Mäkinen en el año 1999. Así, empezó a fabricarse en 1999, y pasó a la venta en Japón a principios del 2000. A pesar de ello, merece por méritos propios estar en una lista de los mejores deportivos japoneses.

Se trataba de una versión realmente parecida a la de competición que basaba su éxito en su eficaz sistema de tracción total y en una puesta a punto de sus suspensiones realmente brillante. Recurría a un motor turboalimentado de gasolina de 2.0 litros y cuatro cilindros, gracias al cual podía acelerar de 0 a 100 km/h en 4,6 segundos y alcanzar los 241 km/h.

Nissan 300ZX (1989-2000)

Nissan 300ZX

Era considerado en la época uno de los modelos con un diseño más rompedor. Ya entonces fue capaz de establecer todo un récord en lo que a aerodinámica se refería, gracias a su coeficiente de solo 0,32 Cx.

Técnicamente, este deportivo contaba con suspensiones multibrazo en ambos ejes, y un sistema de dirección trasera direccional que no servía para mejorar su maniobrabilidad, sino para mejorar su comportamiento a alta velocidad.

Respecto a su motor, contaba con un bloque de 2.960 cm3 con cuatro válvulas por cilindro y dos turbocompresores Garret T25, que le permitían pasar de 0 a 100 km/h en menos de 6 segundos y alcanzar holgadamente los 250 km/h.

Nissan Skyline GT-R R34 (1998-2002)

Nissan Skyline GT-R R34

Este modelo es el auténtico antecedente del GT-R actual, gracias a su poderoso motor biturbo de gasolina, a su tracción total y a su comportamiento tremendamente eficaz. Ya en la década de los 90 destacaba por el tacto de su dirección, por el equilibrio de su chasis y por la eficacia de su sistema de tracción total.

Su mecánica era uno de sus puntos fuertes, al desarrollar 280 CV, lo que le permitía acelerar de 0 a 100 km/h en 5,4 segundos. Sin embargo, muchos lo recuerdan por su salpicadero, rematado por una pantalla de LCD con gráficos diseñados por los creadores del videojuego Gran Turismo, en la que aparecían datos relativos al motor, un cronómetro para circuito y un medidor de fuerzas G.

Subaru Impreza P1 (1999)

Subaru Impreza P1

Tan solo se fabricaron 1.000 unidades de este modelo, que no llegó a venderse en el mercado español. Su diseño, sin embargo, sí ha estado presente en sus sucesores, que heredaron la gran toma de aire de su capó, sus faldones laterales y un alerón trasero sobredimensionado perfectamente reconocible.

Recurría a un motor 2.0 y cuatro cilindros bóxer de 280 CV, que le permitía acelerar de 0 a 100 km/h en 4,7 segundos y alcanzar los 241 km/h.

Toyota Supra (1993-2005)

Vehículos deportivos Toyota Supra

Aunque es un modelo con mucha historia, que sigue a la venta hoy en día, su cuarta generación es la más recordada de todas, e incluso ha aparecido en la saga Fast&Furious. Su secreto residía bajo el capó: contaba con un motor 2JZ-GT de 2.997 cc, con seis cilindros en línea y dos compresores Hitachi de funcionamiento secuencial, de los cuales uno giraba a bajas rpm y otro que funcionaba a partir de 4.000 rpm.

Su interior destacaba por una apuesta que hoy parece más que normal: la orientación hacia el conductor, ya que contaba con un puesto de conducción envolvente, en el que el túnel de transmisión rodeaba al conductor.

Te puede interesar

Cinco caravanas con las que viajar con la casa a cuestas

Cinco caravanas con las que viajar con la casa a cuestas

Cada vez son más los conductores que deciden recurrir a caravanas, no solo para sus …

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies