Inicio / Curiosidades / Sabias que / ¿Cuál fue el primer coche que circuló por Madrid?
Primer coche en circular en Madrid

¿Cuál fue el primer coche que circuló por Madrid?

Hoy en día, el automóvil forma parte del imaginario de las grandes ciudades como algo completamente normal. En el caso de Madrid, tal es el volumen de vehículos que circula cada día que ha sido necesario crear una nueva normativa de movilidad para regular su presencia en las calles. Pero, ¿cuál fue el primer coche en circular por la capital?

Para encontrar una primera referencia a un automóvil en Madrid es necesario remontarse más allá de un siglo. Concretamente hasta el año 1898, momento en el que el Conde de Peñalver, que fue alcalde de la ciudad, decidió traer su flamante automóvil rodando desde París. Por aquel entonces, los coches eran prácticamente desconocidos para el gran público, tanto que su presencia llegó a causar incluso escenas de pánico entre los peatones.

Este primer coche se encontró con un problema adicional: los caballos que tiraban de los carruajes con los que debía compartir calzada se asustaban tanto por la presencia de aquella maquinaria ruidosa que ocurrió más de un accidente al desbocarse.

Poco a poco, el número de automóviles empezó a crecer en las calles madrileñas, por lo que se hizo necesario regular su presencia y cómo iban a convivir con el resto de ocupantes de la vía. Así, el 12 de junio de 1903 se publicaba el Reglamento para la Circulación de Automóviles que, eso sí, era muy respetuoso con los caballos. “Siempre que los conductores observen que se produce espanto en las caballerizas, ya sea por la vista del automóvil o por el ruido que producen, estarán en absoluto obligados a parar el carruaje, evitando en lo posible el ruido, y sólo podrán emprender la marcha después de que hayan pasado las caballerizas”.

Hay que tener en cuenta que, en aquella época, no existía un control riguroso sobre el número de vehículos que circulaban. Hasta 1907, momento en el que se matricula el primer coche, un Renault descapotable que desarrollaba 14 CV, un avance en la época, y que podía alcanzar los 40 km por hora. Luis María Pérez de Guzmán y Nieulant, más conocido como Marqués de Bolaños y conde de Nieulant, era el poseedor de esa primera matrícula, con la numeración 1.

Te puede interesar

¿Sabías qué? ¿Qué coche es el más caro de mantener del mundo?

¿Sabías qué? ¿Qué coche es el más caro de mantener del mundo?

Cambiar el aceite, los filtros de aire y habitáculo, revisar los niveles de fluidos… Visitar …

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies