Inicio / Noticias / ¡Cuidado con el calor! Tu coche también sufre con las altas temperaturas

¡Cuidado con el calor! Tu coche también sufre con las altas temperaturas

Agosto ha comenzado en España con una nueva ola de calor y se espera que en las próximas semanas las altas temperaturas sean las grandes protagonistas de este verano que en Europa ya ha roto récords históricos.  Ante esta situación hay que tener en cuenta que hay componentes del coche que sufren con el calor.

No solo nosotros debemos protegernos del sol, también debemos cuidar nuestro coche, pues algunos de sus componentes como el sistema de frenos, las ruedas y el sistema de refrigeración del motor también sufren con el calor y pueden, incluso, dañarse durante esta época. Las altas temperaturas pueden ocasionar fallos y problemas mecánicos en los vehículos, por lo que es recomendable tener especial cuidado para evitar imprevistos durante estas vacaciones en las que tanto necesitamos de nuestro coche.

¿Cuáles son los componentes que más sufren con el calor?
  • Los frenos: son de los elementos que más se ven afectados por las altas temperaturas ya que las pastillas están constantemente expuestas al calor.
  • Las ruedas: al estar en contacto con el asfalto sufren especialmente con el calor, por lo que en verano aumentan los pinchazos y reventones.
  • El motor: las temperaturas elevadas pueden reducir hasta en un 15% su potencia, por que lo que hay que estar atento constantemente a la aguja que indica su temperatura y evitar que llegue a la zona roja. 
  • Sistema de refrigeración: si el sistema de refrigeración no funciona de manera correcta, puede hacer que el motor se recaliente más rápidamente.
  • El filtro de habitáculo: antes de la llegada del verano conviene cambiar este componente, ya que probablemente estará obstruido por la humedad del invierno y el polen de la primavera. Si está taponado puede producir daños en el motor de ventilación.
Recomendaciones para evitar daños en el coche durante el verano:
  • Antes de realizar un viaje largo, haz una visita al taller para comprobar el buen funcionamiento del vehículo.
  • Trata de aparcar en sombra; si no se puede, coloca el parasol.
  • Evita iniciar la marcha con el aire acondicionado encendido, es mejor abrir las ventanas y esperar a que la temperatura interna del coche se regule antes de encender el sistema de ventilación.
  • Utiliza los frenos lo menos posible, trata de reducir la velocidad con cambio de marcha.

Ahora que ya lo sabes, toma nota, pon en práctica estos consejos y disfruta del verano.

Te puede interesar

La DGT rectifica: Ya no hará falta ir a las autoescuelas para sacarse el carnet

La DGT rectifica: Ya no hará falta ir a las autoescuelas para sacarse el carnet

A pesar de que a lo largo de los últimos meses, la DGT había insistido …

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies